Luis Enrique: «Si no hubiese sido futbolista sería bombero o policía»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El seleccionador nacional de fútbol, Luis Enrique Martínez, dejó este sábado una segunda sesión de ‘streamer’ en la que trató distintos temas, no solo fútbol y el Mundial de Catar 2022, llegando a enseñar fotos de sus vacaciones en Costa Rica, el rival del debut el próximo miércoles.

‘Lucho’ volvió a la carga como el viernes, en el despacho que tiene en la residencia de España en Doha. El técnico empezó pidiendo perdón porque el día anterior confundió al país ‘tico’ con un país sudamericano, un error que además calificó de imperdonable porque estuvo en el país centroamericano hace seis años de vacaciones.

El seleccionador español prometió enseñar unas fotos y, después de 45 minutos de retransmisión, cumplió con las instantáneas de su familia y él mismo. En lo deportivo, Luis Enrique explicó que el sábado tuvieron un «buen nivel de entrenamiento», que los jugadores siguen con «muchas ganas» y que este domingo verán el inicio del Mundial con el Catar-Ecuador.

«El Grupo F y el G, con los que nos podemos cruzar, son los que veré sobre todo. Es la fiesta del fútbol y hay que disfrutarlo», apuntó sobre lo que podrá ver del Mundial. Además, el técnico de ‘La Roja’ explicó que van en patinete porque «es un medio de transporte sencillo, cómodo y divertido». «Nos hemos encargado de que haya para todos, en la EURO no había para todos», confesó.

Por otro lado, el seleccionador destacó la importancia de la familia y de los amigos, en especial después de una derrota, y contestó a la pregunta sobre el mejor entrenador del mundo, después de él. «Soy un tipo bastante modesto aunque no lo parezca en las ruedas de prensa. Tengo los pies en el suelo. Pep Guardiola, que además es amigo, Klopp, Ancelotti, hay muchos muy buenos, con muchos títulos y que lo han hecho bien en distintos clubes», dijo.

A Luis Enrique le dio tiempo también para elogiar a Fernando Alonso, a hablar de ciclismo y a pensar lo que hubiese sido si no hubiese sido futbolista. «Si no hubiese sido futbolista sería bombero o policía», confesó, al tiempo que apuntó que de jugador no se veía como entrenador.

El técnico, que terminó enseñando esas fotos de su familia en una sesión que dijo tener cerca de 400.000 seguidores, terminó contestando con humor una última pregunta. «¿Si Busquets era la prolongación de Del Bosque en el campo cuál es la tuya? Ferran Torres es la mía, si no mi hija me corta la cabeza», dijo, haciendo referencia a la relación entre ambos.