Scariolo: «Hemos dado tanto que podemos afrontar las competiciones sin ansiedad de medalla»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El seleccionador español de baloncesto, Sergio Scariolo, se ha mostrado feliz por la clasificación matemática para el Mundial 2023, que han celebrado con un triunfo ante Países Bajos (84-72), y ha asegurado que el equipo ha «dado tanto al baloncesto español» que pueden afrontar las competiciones «sin la ansiedad de tener que conseguir una medalla».

«Ahora la gente se ha dado cuenta de que tenemos un plus colectivo por la competitividad de estos jugadores, por su corazón, por su carácter y por su inteligencia táctica. Los rankings no importan. Ya le hemos dado tanto al baloncesto español que podemos afrontar las competiciones sin la ansiedad de tener que conseguir una medalla sí o sí. Nuestra única ansiedad debe ser dar la cara, competir, que el esfuerzo y la cohesión de los jugadores sea máxima, que los jugadores se encuentren cómodos y contentos de defender nuestra camiseta», declaró en rueda de prensa.

Ahora, volverán a un Mundial a defender su título logrado en 2019. «El Campeonato del Mundo va a ser una competición tremenda de nivel y rivales. Tenemos que ser inteligentes y tomar decisiones que pueden ser complicadas o obligadas. Cuando llegue el momento, trataremos de prepararnos bien y competir. Tenemos una buena base, tenemos que seguir en nuestro recambio generacional, que es lo que más nos preocupa, pero la idea siempre es la misma: seguir compitiendo», subrayó.

«Tenemos que seguir dando la cara y tener una idea clara de lo que tiene que pasar tras la Olimpiada. Tenemos que encontrar una continuidad, de orgullo, de imagen y de identidad de equipo para que esto se consolide. Tenemos que tener mucha humildad, pero también mucha conciencia de nuestras limitaciones, pero sin ninguna arrogancia; si perdemos la humildad, estamos abocados al fracaso», prosiguió.

En otro orden de cosas, el técnico italiano aseguró que «no» considera «necesario» cambiar por completo la convocatoria en la ‘ventana’ de febrero a pesar de tener la clasificación asegurada. «Alguno de estos podrá repetir o no. Es muy pronto para hablar de febrero, pero no preveo cambios importantes en la filosofía de las convocatorias», apuntó.

«Tenemos un grupo de jugadores que tienen que sentirse orgullosos de ponerse esta camiseta. Han tenido una recompensa muy importante; no están obligados a estar, pero que si quieren participar, se han ganado el derecho de estar. Estamos muy abiertos a los que se pueden ir proponiendo, con la prioridad de los que salen de nuestras categorías inferiores», manifestó.

Tampoco eludió el tema de las ‘ventanas’ y los conflictos con la Euroliga. «Viendo el panorama, de quejas, de excusas, de gente que no da permiso… Estoy orgulloso de haber tomado la buena decisión. Cuando tomas la mejor decisión, muchas veces los hechos te recompensan incluso más allá de lo que podrías pensar. Se puede dialogar entre las partes, coordinar calendarios y esfuerzos; es una prueba de que con un poco de buena voluntad las cosas se pueden hacer. Ahora toca una prueba de mayor voluntad», expresó.