Djokovic y Rublev mandan en el estreno del Grupo Rojo en Turín

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El tenista serbio Novak Djokovic se ha impuesto este lunes al griego Stefanos Tsitsipas (6-4, 7-6(4)) en el Grupo Rojo de las Finales ATP, que se disputan en Turín (Italia), mientras que el ruso Andrey Rublev ha hecho lo propio al remontar a su compatriota Daniil Medvedev (6-7(7), 6-3, 7-6(7)).

Con este triunfo, Djokovic impide que Tsitsipas pueda ascender al número uno del ranking ATP en su próxima actualización; el tenista heleno necesitaba ganar el título en Turín con récord perfecto de 5-0 para convertirse en el jugador número 29 en liderar el ranking. Ahora, solo el español Rafa Nadal, que cedió en su debut, podría ser primera raqueta mundial si se proclama campeón o subcampeón con balance de 4-1.

El balcánico, actual número ocho del mundo, aprovechó su segunda ocasión de rotura en el primer juego del partido para adelantarse en un set que se acabaría adjudicando y en el que ni siquiera tuvo que afrontar bolas de ‘break’ en contra.

Ya durante el segundo parcial, tuvo que levantar un ‘break point’, el único al que se enfrentó en el partido, en el 1-2, y tiró de experiencia en el ‘tie-break’ para firmar su victoria en un torneo donde se ha proclamado campeón cinco veces.

Por su parte, el ruso Andrey Rublev sufrió algo más para llevar el duelo fratricida ante su compatriota Daniil Medvedev (6-7(7), 6-3, 7-6(7)). A pesar de llevarse el triunfo, Rublev tuvo que recuperarse después de desaprovechar un 4-1 de ventaja en el primer parcial y un 6-2 en el ‘tie-break’; Medvedev, número cinco del mundo, le dio la vuelta al marcador para adjudicarse el set inaugural.

El número siete del ranking ATP, sin embargo, no se hundió y arrancó la segunda manga con una rotura en el tercer juego que la valió para encarrilar el parcial, solventado con un nuevo quiebre final. El equilibrio del tercer set obligó a la disputa de otro desempate, en el que, esta vez sí, Rublev consiguió coronarse.

«Estaba pensando en el US Open, porque cuando jugamos los cuartos de final en 2020, creo que estaba 5-1 en el desempate. Estaba pensando que no podía suceder lo mismo, tenía que cambiar algo. Si ganaba un set, aunque perdiese en tres, está bien en esta fase de grupos. Hay que luchar por cada punto y cada partido, y pude ganar», señaló Rublev tras el encuentro.