ÚLTIMA HORA

El Real Madrid levanta el ánimo en el Palacio

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Real Madrid superó (94-85) al Anadolu Efes este jueves en la séptima jornada de la Euroliga celebrada en el WiZink Center, una pequeña revancha por la final perdida en Belgrado ante los turcos hace seis meses, para sumar confianza en un nuevo proyecto y poner el 4-3 positivo en la tabla.

Los de Chus Mateo, al mando de la nave continuista de Pablo Laso pero con cartas y conceptos nuevos, dominaron al vigente campeón durante todo el encuentro, llegando a mandar de 15 en el segundo tiempo. Las dudas aparecieron en un Madrid que venía de una sonrojante derrota en Zaragoza en Liga Endesa, pero pudo más la convicción en un año con mucho recorrido aún.

El Efes, errante como la pasada campaña en el primer tramo del curso, asomó en el tercer cuarto pero no llegó la sangre al río en la calle Goya. Los de Mateo sacaron la defensa que se les exige, con un Tavares de menos a más, mientras Sergio Llulll y Adam Hanga dieron valentía al ataque local para impedir la reacción de un campeón en zona baja de la tabla (2-5).

Los 11 puntos de Yabusele en el primer cuarto ayudaron a los blancos a un inicio sin sobresaltos. Al Madrid le entraron los triples, 1/8 se fue el Efes al descanso, incluido uno de Llull sobre la bocina desde el centro del campo (54-43), pero no fue capaz de romper el encuentro a pesar de tener hasta 12 de renta.

Ajustar la defensa sigue siendo el mayor reto de Chus Mateo, pero el Efes se dejó el traje de campeón en casa y no se portó mal en el Palacio. Clyburn (25 puntos) fue quien más amenazó a los blancos, pero el resto de estrellas turcas, con la baja de Larkin, no funcionó. El Madrid dominó de inicio hasta que ambos quisieron defender.

En la pelea del segundo cuarto, Deck, Musa y Poirier sumaron para los locales, mientras Zizic aportaba por dentro en ese debe defensivo de los blancos. Con el 35-23 volvió Clyburn a pista, pero el Madrid aguantó la renta y llegó enchufado al vestuario con la ‘mandarina’ de Llull. En la reanudación, creció la máxima.

El Efes se enredó en pérdidas y el 10 veces campeón de Europa puso el +15 (60-45). El rebote, otra guerra que ganaban los blancos, dio algo de vida a los de Ergin Ataman, mientras Clyburn y Bryant despertaban el triple visitante. El Madrid levantó al Palacio por momentos con un ‘alley oop’ de Hezonja y un tapón de Tavares (66-51), pero el Efes fue capaz de nuevo de borrar la desventaja.

De apagar fuegos, el equipo de Ataman pasó a querer un rol más protagonista hasta meter el miedo en el cuerpo al aficionado local. Micic amagó con sacar su calidad, Clyburn siguió a los suyo y Zizic se hizo dueño de la pintura por momentos (69-67). El inicio del último cuarto dejó el duelo en un pañuelo y ahí las penetraciones de Hanga y el acierto de Llull fueron decisivos.

El balón quemaba pero el ’23’ devolvió el colchón (77-67) de cara a los últimos seis minutos. Entonces, Tavares plantó el muro atrás y el Madrid creció de manera coral para abrochar un triunfo de los que repara y redime, al calor del hogar, mientras reúne argumentos y conecta jugadores para volver a estar en la pelea por la undécima.

FICHA TÉCNICA:

–RESULTADO: REAL MADRID, 94 – ANADOLU EFES, 85. (54-43, al descanso).

–EQUIPOS:

REAL MADRID: Hanga (11), Deck (13), Musa (9), Yabusele (11) y Tavares (8) –quinteto inicial– Sergio Rodríguez (2), Llull (10), Hezonja (9), Poirier (13), Cornelie (4), Abalde (4).

ANADOLU EFES: Micic (15), Clyburn (25), Beaubois (2), M’Baye (-) y Zizic (17) –quinteto inicial– Polonara (-), Ilyasoglu (-), Bryant (9), Dunston (-), Pleiss (4), Taylor (13).

–PARCIALES: 26-19, 28-24, 15-20, 25-22.

–ÁRBITROS: Jovcic, Vilius y Nedovic. Eliminado por faltas Tavares.

–PABELLÓN: WiZink Center, 7.345 espectadores.