El Real Madrid confirma su liderato europeo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Real Madrid certificó este miércoles sin apuros su liderato en el Grupo F con una plácida goleada (5-1) ante el Celtic de Glasgow en la última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, sin apuros ni sustos graves, con los goles de Modric, Rodrygo -ambos de penalti-, Asensio, Vinicius y Valverde, en un serio triunfo que encarriló el primer tanto del croata en los minutos iniciales del duelo.

Los merengues no fallaron y estarán en el sorteo del próximo lunes 7 de noviembre (12.00 horas) como primeros de grupo. Ante la ‘cenicienta’ del grupo y en un Santiago Bernabéu con menos afluencia de aficionados blancos que de costumbre -sí acudieron 3.000 seguidores escoceses-, los de Carlo Ancelotti estuvieron a la altura y olvidaron el bache de rendimiento que acusaron en los dos partidos previos.

El veloz gol de Modric desde los once metros, seguido por otro de penalti de Rodrygo fueron el antídoto perfecto para fulminar el arreón eléctrico de los escoceses. Asensio, muy participativo, también tuvo su premio y aprovechó la titularidad ante la suplencia de Benzema, que saltó al césped en la segunda parte. Courtois volvió a ser protagonista parando un penalti con 2-0 en el marcador.

No parecieron sufrir miedo escénico los escoceses, que en el minuto dos tuvieron un primer acercamiento peligroso, al presionar a Courtois, algo comprometido. Con las líneas muy juntas y una presión insistente disfrutaron de un primer arreón. Pero su esfuerzo inicial lo tumbó un penalti por manos de Jenz en el minuto 5, tras un disparo de Valverde.

La francesa Frappart, primera mujer que arbitra al Real Madrid, no dudó y señaló el punto de penalti. Con Benzema en el banquillo, Modric fue el encargado de convertir el 1-0 en el 6′. El gol dio la seguridad y tranquilidad necesaria a los blancos, a partir de ahí mucho más cómodos, alternando largas posesiones con el famoso bloque bajo. Sin embargo, el japonés Furuhashi tuvo una oportunidad clara en una rápida transición por la izquierda, pero no pudo rematar de lleno.

Rozando el minuto 20, tras una combinación preciosa por la derecha, Modric sirvió un balón a Asensio, que asistió a Vinicius, pero este no concretó la ocasión. En esa misma jugada, se produjo otra acción con las manos como protagonistas, aunque Frappart no lo vio en primera instancia. Tras parar el juego y chequear el VAR, la colegiada señaló la pena máxima, que en este caso lanzó Rodrygo. El brasileño, muy activo y acertado en la primera parte, no falló y puso el 2-0.

Rozando el minuto 20, tras una combinación preciosa por la derecha, Modric sirvió un balón a Asensio, que asistió a Vinicius, pero este no concretó la ocasión. En esa misma jugada, se produjo otra acción con las manos como protagonistas, aunque Frappart no lo vio en primera instancia. Tras parar el juego y chequear el VAR, la colegiada señaló la pena máxima, que en este caso lanzó Rodrygo. El brasileño, de los mejores en la primera parte, no falló y puso el 2-0.

Los escoceses, más tocados con el segundo tanto, probaron hasta en dos ocasiones a Courtois, en dos despistes blancos que enfadaron a Ancelotti. Y el Celtic pudo acercarse también desde los once metros, por una entrada de Mendy dentro del área sobre Abada, pero Juranovic se encontró con el muro belga, que salvó de nuevo a su equipo con una gran estirada.

Ya en la segunda mitad, el guion no cambió ni en una coma y el Real Madrid comenzó sin dudas atacando la meta defendida por Joe Hart. Sin tiempo para que algún aficionado tomara asiento, Asensio culminó con un potente disparo raso una jugada liderada por Carvajal por la derecha. Este 3-0 sentenciaba un partido plácido para los blancos, sin apuros ni sustos.

El Real Madrid puso la velocidad de crucero, ya sin apenas obstáculos por parte del Celtic, impotente. Y el 4-0 llegó diez minutos después, en el 61′, otra vez por la derecha y otra vez la conexión de moda en el conjunto merengue. Valverde puso un balón tenso hacia el área pequeña y el ’20’ por fin se resarció de varios errores previos, con su décimo gol este curso.

Con una renta más que suficiente, Ancelotti decidió mover el banquillo para empezar a dar descanso. Así, Benzema volvió a jugar después de tres encuentros lesionado, además de otros menos habituales como Ceballos, Nacho y Vallejo. Pero lejos de relajarse, los cambios dieron frescura y brío a los blancos, que siguieron con el rodillo y lograron la manita pasado el minuto 71. Valverde se sumó a la fiesta goleadora con un tiro colocado desde la esquina del área en la parte derecha que entró rozando el palo.

Con el partido ya agonizando y con algo menos de tensión, Jota, que había salido en la segunda parte, logró el gol del honor de un Celtic que daba así una alegría a sus ruidosos aficionados y cerrando su participación europea este curso.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: REAL MADRID, 5 – CELTIC, 1 (2-0, al descanso).

–ALINEACIONES.

REAL MADRID: Courtois; Carvajal (Lucas Vázquez, min.64), Militao (Vallejo, min.73), Alaba (Nacho, min.67), Mendy; Kroos, Modric (Ceballos, min.67), Valverde; Asensio, Rodrygo y Vinicius Júnior (Benzema, min.64).

CELTIC: Hart; Juranovic, Starfelt, Jenz, Taylor; O’Riley, Mooy (Turnbull, min.64); Abada (Jota, min.64), Hatate (Abildgaard, min.82), Maeda (Haksabanovic, min.64); Furuhashi (Giakoumakis, min.64).

–GOLES.

1-0, minuto 6: Modric, de penalti.

2-0, minuto 21: Rodrygo, de penalti.

3-0, minuto 51: Asensio.

4-0, minuto 61: Vinicius.

5-0, minuto 71: Valverde.

5-1, minuto 84: Jota.

–ÁRBITRO: Stéphanie Frappart (FRA). Amonestó a O’Riley (min.20) y Furuhashi (min.48), por parte del Celtic.

–ESTADIO: Santiago Bernabéu.