El Real Madrid coge fuerza en Europa con un valioso empate contra el PSG

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Real Madrid Femenino logró (0-0) un valioso empate este miércoles ante el Paris Saint-Germain francés en el Estadio Alfredo di Stéfano y solventó con éxito un partido físico, en su primer gran examen de la temporada ante uno de sus grandes rivales en su grupo de la Liga de Campeones.

Las de Alberto Toril cosecharon su segundo empate consecutivo, después de ceder sus primeros puntos en Liga ante el Levante (2-2), y firmaron las tablas en un partido de mucha exigencia, sumando un punto que puede resultar clave para su deseo de volver a clasificarse para los cuartos de final.

El conjunto madridista, que comenzó con buen pie su andadura en la máxima competición continental al imponerse por 0-2 al KFF Vllaznia albanés la pasada semana, lidera con cuatro puntos el Grupo A, considerado de la ‘muerte’, a la espera de lo que suceda en el otro partido entre el Chelsea y el Vllaznia (21 horas).

La presión alta de las parisinas encerró al conjunto blanco en su campo, obligado a ‘achicar agua’ desde el inicio. Misa salvó el primero con una buena mano al disparo de Lieke Martens, que demostró ser la jugadora más peligrosa de las francesas, estrellando otro balón en el larguero.

Las de Alberto Toril supieron aguantar la intensidad y el ritmo alto impuesto por las de Gérard Prêcheur, ofreciendo un muy buen nivel defensivo. Incluso tuvieron alguna ocasión para adelantarse en el marcador pero la calidad de Caroline Weir, ausente en los dos últimos compromisos blancos por lesión, no fue suficiente para llegar a inquietar a Bouhaddi.

Obligadas a demostrar su mayor experiencia y calidad en la máxima competición, las francesas aprovecharon el descanso para recargar pilas y volver a someter a las de Alberto Toril en un inicio de la segunda parte arrollador. Misa volvió a aparecer para hacerse grande ante Diani y evitar el primer gol de las francesas. Quiso devolverle el golpe el conjunto blanco pero Toletti mandó el balón fuera con la portería vacía.

A partir de ahí, buenos minutos para las blancas que volvieron a amenazar la portería de Bouhaddi, primero de las botas de Esther, repelido por el palo y, después Weir, tras mandar a las nubes un buen balón de Olga Carmona. Soltó el pie del acelerador el PSG y eso lo aprovechó el conjunto madridista que llevó la iniciativa al final y pudo llevarse los tres puntos, en un partido igualado con el que demuestran su salto competitivo en Europa.

El Real Madrid se desquita de esta manera de una de sus bestias negras de la competición, con la que ya tuvo que lidiar el año pasado, sumando dos derrotas, una muy dura en París (4-0) y una más ajustada en Madrid (0-2), todavía con David Aznar como entrenador. El equipo francés no comienza del mejor modo su andadura en esta Champions y, tras caer ante el Chelsea por 0-1 en el Parque de los Príncipes, solo suman un punto en la competición.