Primer día del Rally RACC-Rally de España: Ogier por delante de su compañero Rovanperä, en un emocionante viernes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Sébastien Ogier ha resistido la presión de su compañero de Toyota Gazoo Racing, Kalle Rovanperä, para mantener una ligera ventaja, en un apasionante inicio del Rally RACC- Rallye de España este viernes.

Ha sido un caso de viejo campeón contra nuevo campeón, ya que Ogier, ocho veces campeón entre 2013 y 2021, y Rovanperä, ganador de la serie de este año a falta de dos pruebas, intercambiaron puestos a lo largo de ocho emocionantes tramos sobre asfalto en las colinas de la Costa Dorada.

Rovanperä, se mostró inicialmente imperioso y lideró la prueba tras dos tramos. Sin embargo, cedió el primer puesto en Les Garrigues Altes 1, tras perder 8,2 segundos a su compañero del GR Yaris mientras luchaba contra el subviraje.

Ogier cedió el primer puesto a Thierry Neuville, de Hyundai Motorsport, justo antes del ecuador de la jornada, pero salió de la asistencia luchando, recuperando inmediatamente el liderato.

Bajo la creciente presión de Rovanperä, que se adjudicó dos victorias de tramo consecutivas en el TC6 y TC7, el francés respondió en último, superando al joven de 21 años por 1,2 segundos para terminar el día con 4,8 segundos de ventaja.

«Ha sido un buen día y estoy muy contento», reflexionó Ogier. «Estaba un poco asustado por ser séptimo en la carretera hoy con la cantidad de recortes que hemos tenido que hacer, pero hemos tenido muy buenas sensaciones con el coche”.

«Hasta ahora, todo va bien. Obviamente, 4,8 segundos no es mucho, así que tendremos que seguir esforzándonos mañana. Que gane el mejor».

Un abatido Neuville, dos veces ganador en España, completó el podio a 7,7 segundos de Rovanperä. Le faltó ritmo para amenazar a la pareja de cabeza por la tarde y no se atrevió a forzar demasiado por miedo a que su i20 N patinara.

«No tenemos la velocidad necesaria y, para ser honesto, no puedo forzar al máximo», explicó. «El coche empieza a deslizar y es difícil saber dónde mejorar».

El compañero de equipo de Neuville, Ott Tänak, terminó 7,5 segundos más abajo en la cuarta posición de la general por delante del coche similar de Dani Sordo. Ha sido un día complicado para ambos, ya que Tänak ha tenido que superar fallos en la unidad híbrida y una avería en la correa del alternador, mientras que Sordo ha pinchado su neumático delantero izquierdo en el TC7.

Sordo, no fue el único que sufrió el drama de los neumáticos. Elfyn Evans tuvo el mismo resultado tras golpear exactamente la misma piedra, al igual que el aliado del galés en el Toyota, Takamoto Katsuta. Los dos volvieron a la asistencia en sexta y octava posición respectivamente, intercalando el M-Sport Ford Puma de Craig Breen.

Adrien Fourmaux, tuvo un comienzo sensato en su primera participación en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA desde agosto y quedó por detrás de Katsuta, por sólo 2,7 segundos al cierre de la prueba. Gus Greensmith, también al volante de un Puma, completó el top 10 a 7,5 segundos de distancia.

Las tripulaciones están familiarizadas con la ruta de mañana sábado. Savalla sin cambios (13,93 km) y el tramo más largo del rallye en El Montmell (24,18 km) intercalan Querol-Les Pobles (20,19 km), que se alarga con un nuevo tramo de 3 km.  La asistencia en PortAventura World de Salou, separa los recorridos de la mañana y de la tarde por las mismas carreteras, antes de que el día termine con la popular especial urbana de 2,15 km, a lo largo del paseo marítimo de Salou. Los seis tramos suman 118,75 km.