El Barça da un paso atrás en Kaunas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Barça cedió (73-72) este jueves ante el Zalgiris Kaunas en la cuarta jornada de la Euroliga, un duelo que llevó a remolque pero que supo remontar para tenerlo a tiro, incapaz de sentenciar sin calidad ni acierto en las últimas posesiones.

Los de Sarunas Jasikevicius se dejaron gran parte de las buenas sensaciones de sus últimas cuatro victorias en un partido de altibajos. Le falló la actitud, agresividad para hacer frente a una salida exigente, y acierto, resucitado por Higgins en el tercer cuarto, pero incapaz de matar cuando tuvo la opción. El equipo culé se queda con un 2-2 en la tabla, igual que el Zalgiris.

La intensidad de los de Kaunas hizo retroceder en imagen al equipo de ‘Saras’, superados a ambos lados de la cancha en actitud y, como consecuencia, en acciones positivas. El bajón culé se hizo peligroso camino al vestuarios, llegando con un 44-35.

Satoransky y Jokubaitis dieron una correcta dirección al juego visitante pero, sin opciones de correr por el déficit del rebote, el espesor se apoderó del ataque azulgrana. La defensa del Zalgiris no dejó cabos sueltos y el Barça sudó desde el primer cuarto (20-19).

Un ex como Smits, Ulanovas, Evans y Bradzeikis dejaron al equipo de ‘Saras’ a remolque de inicio e incapaz de igualar esa defensa física. Las broncas del técnico lituano no cambiaron el guion, que empeoró con el paso de los minutos, con maquillaje de Sanli pero lejos de la versión alcanzada en las últimas semanas.

No mejoró el Barça en la reanudación y se asomó al abismo sin ideas en ataque, enredado en pérdidas, castigando Smits (48-37). En ese momento irrumpió Higgins con sus primeros puntos, hasta irse a 10 seguidos, que levantaron a los de Jasikevicius.

Jokubaitis completó la remontada (50-51) pero el Zalgiris no tiró la toalla. Laprovittola amagó con despertar pero fue solo eso y le tocó a Vesely apagar el enésimo fuego. En el bando lituano, Evans (18 puntos) se apuntó a la fiesta en un apretado final que, con todo, parecía teñirse de azulgrana (69-70).

No acertó el equipo local pero tampoco un Barça que tuvo hasta tres intentos, por fin agarrando rebotes importantes, para sentenciar a 26 segundos del final. Butkevicius sí lo enchufó para cambiar la película y, con la procesión del tiro libre, al Barça le quedó un ataque para ganar el partido, pero la pelota fue de mano en mano sin que nadie se atreviese a lanzar.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: ZALGIRIS KAUNAS, 73 – BARÇA, 72. (44-35, al descanso).

–EQUIPOS.

ZALGIRIS KAUNAS: Evans (18), Ulanovas (15), Bradzeikis (6), Smits (15) y Hayes (2) –quinteto inicial– Lekavicius (2), Dimsa (6), Lukosiunas (-), Cavanaugh (-), Butkevicius (5), Birutis (4).

BARÇA: Satoransky (10), Laprovittola (8), Kalinic (4), Tobey (4) y Sanli (8) –quinteto inicial–, Vesely (12), Da Silva (4), Abrines (2), Jokubaitis (10), Higgins (10), Paulí (-).

–PARCIALES: 20-19, 24-16, 11-21, 18-16.

–ÁRBITROS: Jovcic, Mogulkoc y Rossi. Sin eliminados.

–PABELLÓN: Zalgirio Arena.