Ancelotti: «Después del Clásico podían pensar en bajar el nivel y no quería darles excusas con las rotaciones»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, ha destacado la importancia del triunfo en Elche, ante la posibilidad de «bajar un poco el nivel» tras el triunfo en El Clásico contra el Barcelona, por lo que no quiso dar «excusas» a los jugadores con las rotaciones.

«La preocupación por este partido era evidente. Era muy importante porque después del Clásico podían pensar de bajar un poco el nivel y no quería darles excusas con las rotaciones. Hemos estado concentrados y el partido ha sido muy bueno. Hasta el minuto 70 el partido estaba abierto», indicó el entrenador en rueda de prensa tras el partido.

Ancelotti, consciente del buen momento que atraviesa su equipo, dejó claro que el objetivo es distanciarse del resto de competidores antes de la celebración del Mundial de Qatar. «Este es un momento importante de la temporada. El equipo está bien. No mostramos incertidumbre y estamos bastante sólidos en el campo. El equipo físicamente está con salida y tenemos que afrontar así este momento. No tengo una idea fija del once porque tenemos muchos recursos en el banquillo», sentenció.

«Teníamos en el banquillo a varios jugadores importantes. Hay más de once futbolistas y en cada partido tenemos que pensar que en el minuto 60 hay que poner más energía, como hemos hecho con Tchouameni, Camavinga, Asensio… Hay que evaluar eso también para manejar el partido», añadió.

Del mismo modo, el técnico italiano volvió a mandar un mensaje sobre el gran momento de forma de Valverde. «Arriesgué pidiéndole diez goles. Si marca cuatro más mi carnet no se rompe y sigue intacto. Es un jugador que me sorprende porque está haciendo todo bien tanto en defensa como en ataque. Si piensas en un interior moderno piensas solo en Valverde», señaló.

En su faceta más halagadora, el italiano también tuvo unas palabras de agradecimiento para Lunin que tendrá que volver al banquillo tras «haber cumplido su papel». «Ha demostrado que está listo, que está preparado y que es un gran portero. Cuando llegue Courtois, Lunin se sentará en el banquillo. Partido a partido es mejor porque acumula más experiencia, que es lo que falta en este momento. Calidad tiene y lo que le falta es más experiencia en el campo», añadió.

Sobre la situación contractual de Marco Asensio el técnico dejó clara su postura. «Del tema del contrato no hemos hablado porque Marco es un jugador de la plantilla en el cual tengo confianza. Ha jugado muy poco partidos pero todas las veces me demuestra que puede jugar. También en los pocos minutos que le he dado ha sido determinante. Va a tener más minutos en el futuro. Después del Mundial hablaremos de su contrato», indicó.