Adam Baker ha presentado el proyecto de Audi para la Fórmula 1, en Madrid

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Adam Baker, CEO de la recién creada Audi Formula Racing GmbH y Director del Proyecto de Fórmula 1, ha elegido Madrid como escenario para su primera intervención a nivel mundial, frente a los medios de comunicación. El ingeniero alemán de origen australiano ha explicado cuáles serán los pasos a seguir hasta el debut de la marca de los cuatro aros, en la categoría reina del automovilismo.

Coincidiendo con el Gran Premio de Fórmula 1 de Spa-Francorchamps disputado en Bélgica, en el mes de agosto pasado, Audi anunció su entrada en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 de la FIA, a partir de 2026. Un proyecto que ya está en marcha, y que tendrá su base en las instalaciones de Audi Sport, en Neuburg an der Donau, en las inmediaciones de Ingolstadt, en Alemania. Adam Baker, ha visitado Madrid para ofrecer la primera rueda de prensa, desde su nombramiento como CEO de Audi Formula Racing GmbH y Director del Proyecto de Audi para la Fórmula 1.

En un evento en el que también han sido protagonistas algunos de los modelos más emblemáticos de Audi Sport, tanto de carreras como de producción, y al que no podía faltar el monoplaza con los colores de Audi, presentado en Spa, José Miguel Aparicio, Director de Audi España

Sobre los siguientes pasos que afrontará la marca de los cuatro aros en el proyecto de Fórmula 1, Baker ha explicado que, “ya hemos empezado con el desarrollo del sistema de propulsión, y para el resto, avanzamos buscando soluciones de compromiso, porque el reglamento técnico completo no se publicará hasta 2024, donde podremos ver todo lo relativo al chasis. Nuestros planes contemplan iniciar las pruebas en circuito a mediados de 2025, probablemente en España. Pero toda nuestra agenda está ahora mismo en fase de borrador”,  comentando también,  cómo afronta Audi un reto tan importante: “Reconocemos la envergadura del desafío. Nuestra ventaja frente a otros fabricantes que lo han intentado antes sin éxito, es que tenemos mucho tiempo para prepararnos, y que la normativa da inicio a un nuevo ciclo, el mayor cambio que va a experimentar la F1 en los tiempos modernos. Para ganar esta competición tienes que ser más innovador que la competencia, pero con unos costes fijos. Por ello es necesario innovar también en otros conceptos: financieros, estratégicos, logísticos… Tenemos un plan financiero muy sólido pensado a largo plazo, y sabemos que contar con un socio idóneo será esencial para pensar en el éxito. Nuestro objetivo es estar en disposición de ganar carreras el tercer año, Y la F1, será un banco de pruebas importante,  para seguir avanzando hacia la descarbonización, pues contamos con un proceso que nos permitirá que esta transferencia, se lleve a cabo de forma rápida”.