ÚLTIMA HORA

Fulham y Aston Villa ganan y ahondan en la herida de Nottingham y Southampton

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Fulham y el Aston Villa han sido los grandes protagonistas del inicio de la octava jornada en la Premier League, la primera tras el parón por el luto oficial decretado tras la muerte de la reina Isabel II, derrotando al Nottingham Forest y al Southampton, respectivamente, para sumar puntos importantes en la lucha por abandonar la zona baja de la clasificación.

En Villa Park, fueron los locales los que dominaron el partido en todo momento, pues un gol de Jacob Ramsey en el tramo final de la primera parte terminó siendo una barrera insuperable para el Southampton. El Aston Villa, que vio como Boubacar Kamara se marchaba lesionado en la primera parte, fue capaz de mantener su ventaja inicial para terminar ganando 1-0.

Los puntos le sirven al equipo de Steven Gerrard para alejarse de los puestos de descenso e igualar en la tabla a su rival en el día de hoy. Se trata de la segunda victoria para un Aston Villa que no ganaba desde mediados de agosto. El Southampton, que intentó revolucionar el choque con un triple cambio ofensivo en el tramo final, terminó cosechando su segunda derrota consecutiva.

Por su parte, el Fulham ganó en el duelo de recién ascendidos contra un Nottingham Forest que no termina de arrancar a pesar de su gran gasto en fichajes. Taiwo Awoniyi puso muy rápido en ventaja a los locales, pero en la segunda parte el equipo londinense salió mejor del vestuario y anotó tres goles en apenas quince minutos para remontar el partido.

Lewis O’Brien acortó diferencias en el minuto 77, pero no fue suficiente y el resultado terminó 2-3. El Fulham sigue en la zona tranquila y con esta victoria supera incluso momentáneamente a Chelsea y Liverpool en la clasificación, mientras que el Nottingham Forest sigue instalado en el penúltimo lugar de la tabla, pudiendo incluso terminar como colista la jornada si ganase el Leicester City. Se trata de la cuarta derrota consecutiva para el equipo de Steve Cooper.