España doblega a Italia y conquista el bronce en el Europeo de waterpolo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La selección española masculina de waterpolo conquistó el bronce este sábado después de derrotar por 7-6 a Italia en el partido para definir el tercer y cuarto puesto del Europeo que se está ha disputado en Split (Croacia), tras un encuentro aguerrido, físico y algo farragoso, en el que el equipo español nunca fue por detrás en el marcador.

Este bronce es la tercera medalla consecutiva en Europeos que logra la selección española, después de las dos platas en Barcelona (2018) y Budapest (2020). Además, la victoria sobre los italianos llega después de que a principios de julio, España ganara a Italia en la final del Mundial, llevándose el oro 21 años después.

El duelo comenzó algo más lento que lo esperado, con una Italia algo perdida y no tan fuerte tácticamente como acostumbra, algo que aprovechó España para ponerse rápidamente por delante con tanto de Martín Famera. Respondió Italia con un penalti ejecutado por Dolce, en un primer cuarto que acabó 3-1 -Bustos y Barroso hicieron los otros dos goles-, una ventaja considerable para encarar el segundo periodo del encuentro.

En los segundos ocho minutos de juego, Alberto Barroso avisó a los ‘azurri’ con un disparo potente que se estrelló al poste. Esto parece que despertó del cierto letargo a Italia, que se adjudicó el segundo cuarto (0-2) y puso el 3-3 en el marcado en el descanso, gracias a un tanto de Giacomo Cannella. Su potente lanzamiento fue directo a la escuadra, imposible para el guardameta español Unai Aguirre, que completó un gran encuentro, con cinco paradas de nivel antes del descanso.

Con un marcador bajo hasta el descanso, los de David Martín comenzaron más enchufados y puso el 5-3 con tantos de Marc Larumbe y Alberto Granados, que convirtió 16 goles en el campeonato. Pero Italia seguía haciendo trabajar a Aguirre, que con una espectacular parada sacando la mano en un violento disparo lejano sostuvo la ventaja española de dos tantos. Sin embargo, Luca Damonte recortó distancias para Italia, para llegar al definitivo cuarto 6-4, después de que Bernat Sanahuja ampliara el colchón español aprovechando una superioridad.

En los ocho minutos definitivo, Italia aumentó la intensidad y agresividad y secó en ataque a España. Esto le permitió colocar el 6-6 en el marcador, con un último tanto algo polémico, después de un penalti ‘dudoso’ cuando querían jugar con la boya. Francesco Di Fulvio no falló desde los cinco metros para meter de nuevo a Italia en el partido. Roger Tahull desperdició una triple ocasión para España al final, por lo que hubo que esperar al gol del capitán Felipe Perrone en el momento que más lo necesitaba el equipo español, para sumar su cuarto bronce en un Europeo.