ÚLTIMA HORA

El argentino Manu Ginóbili entra en el Salón de la Fama

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El exjugador argentino Manu Ginóbili ha entrado esta madrugada en el Salón de la Fama del Baloncesto, en una ceremonia en el Symphony Hall de Springfield (Estados Unidos) en la que se dio la bienvenida a la Clase del 2022, de la que forman parte los también exjugadores Tim Hardaway, Lou Hudson, Theresa Shank-Grentz y Radivoj Korac, los técnicos George Karl, Bob Huggins, Marianne Stanley y Del Harris, las jugadoras Swin Cash y Lindsay Whalen y el exárbitro Hugh Evans.

Presentado por Tim Duncan, el exjugador de San Antonio Spurs dio las gracias a la NBA por poner en su camino «el gran contexto» que le ha servido para hacer carrera. «Estoy acá por haber sido parte de un equipo, uno de los más importantes de los 2000, no por los logros individuales, y por haber ganado el oro con Argentina y la Euroliga. Pero también por los equipos que no fueron tan exitosos y fueron pasos para llegar hasta aquí», señaló.

Además, destacó su paso por el Virtus Bologna. «Ettore Messina me enseñó muchísimo, muchas gracias, ‘coach’. La experiencia italiana fue muy valiosa para mí, me convertí en el jugador que fui en la NBA y también en el hombre que fui», insistió. «En esos años, todavía en Reggio Calabria, me llamaron para decirme que me había seleccionado San Antonio Spurs. No lo podía creer literalmente, pensé que se habían confundido, no tenía ninguna expectativa, nadie me había dicho nada previamente», confesó.

En Estados Unidos, jugó 16 años en San Antonio bajo la dirección de Gregg Popovich. «Tantos amigos, tantas experiencias increíbles. Pop, ¿qué puedo decir sobre ti? Fuiste muy importante para mí y mi familia, nunca podré agradecértelo lo suficiente. Pude jugar con uno de los mejores de la historia, Tim -Duncan-, aprendí de ti cómo ser un ejemplo en la cancha. TP -Parker-, nunca dejamos que nuestros egos generasen peleas, sabíamos cómo repartir nuestro tiempo», indicó.

«Bruce Bowen, hacías más fácil mi trabajo. Matt Bonner, donde sea que estés, fuiste un gran compañero. Patty -Mills-, Tiago -Splitter-, Bobo -Diaw-. Fabri -Oberto-, fuiste mi compañero ideal. Y más de 100 nombres más. Os lo agradezco a todos. Amé compartir equipo con vosotros, esas cenas, ganar y perder juntos fue fantástico», subrayó.