La Real asalta Old Trafford y el Betis trabaja su victoria en Helsinki

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Real Sociedad y el Real Betis comenzaron con buen pie su andadura en la Liga Europa 2022-2023, sobre todo el conjunto donostiarra, que se impuso en Old Trafford al Manchester United (0-1), mientras que el verdiblanco sacó también con trabajo los tres puntos de su visita al modesto Helkinsi (0-2).

El estreno por tercera temporada consecutiva de los ‘txuri-urdines’ en la segunda competición europea de clubes no era nada sencillo para los de Imanol Alguacil, que acudían al ‘Teatro de los Sueños’, de luto por el fallecimiento de Isabel II, en busca de ganar por primera vez y de hacer gol a los ‘Diablos Rojos’ después de cuatro enfrentamientos.

Los dos últimos habían sido en los dieciseisavos de final de hace dos campañas, un cruce decidido ya en el Reale Arena (0-4) y sin goles en la vuelta, y parece que la Real Sociedad tenía la lección aprendida y se tomó el partido con seriedad con un once con Remiro, Gorosabel, Merino, Brais Méndez, Silva, Kubo y Sadiq.

Erik ten Hag, con más arsenal para elegir y aumentar la recuperación de su equipo tras un mal inicio, dio la titularidad a Cristiano Ronaldo, flanqueado por Antony y Elanga, y a Casemiro, pero ninguno pudo brillar en exceso. El delantero portugués lo intentó, pero se le vio falto de ritmo y tampoco pudo llevar demasiado peligro, mientras que el mediocentro brasileño prosiguió con su proceso de adaptación y amenazó con algún disparo.

Pese al ritmo que le quiso poner el United desde el inicio, la Real supo aguantar con bastante solvencia y sin pasar demasiados apuros, aunque los visitantes tampoco se asomaron con mucho peligro sobre el área de David de Gea en un primer tiempo muy equilibrado.

El partido mejoró en la segunda parte. Cristiano Ronaldo quiso aumentar su protagonismo, pero el guión cambió al filo de la hora de juego. Un penalti por mano de Lisandro Martínez no lo desaprovechó Brais Méndez para batir a De Gea, pese a que este adivinó el destino de su lanzamiento, y poner un esperanzador 0-1.

El Manchester United, que ya había metido a Bruno Fernandes, introdujo también a Jadon Sancho y al joven Garnacho en busca del empate. Los ‘Diablos Rojos’ apretaron, pero se toparon con la seguridad de Remiro y la zaga de un conjunto ‘txuri-urdin’, al que le faltó tino para sentenciar en alguna contra.

WILLIAM JOSÉ SE ESTRENA EN LIGA EUROPA

Por su parte, el Real Betis también arrancó su segundo año consecutivo en la Liga Europa, gracias a su trabajada victoria (0-2) en su visita al modesto Helsinki finlandés, con William José de protagonista y la mala noticia de la lesión de Juanmi.

El conjunto verdiblanco, que el año pasado no pudo pasar de los octavos de final ante el Eintracht, supo sacar tres puntos claves en un campo complicado, con el siempre incómodo césped artificial, y donde le bastó su mayor superioridad y acertar en las pocas ocasiones que tuvo.

Y eso que el choque no comenzó bien para Manuel Pellegrini, que vio como el único de los titulares que repetía respecto a la derrota con el Real Madrid, Juanmi, caía lesionado tras un mal apoyo del tobillo. Este percance y la gran cantidad de rotaciones no ayudó a los béticos, aunque en el campo tenían jugadores de nivel como William Carvalho, que retornaba, Willian José, el veterano Joaquín o el central Pezzella.

El Betis, de todos modos, controló sin excesivos problemas las acometidas de los locales, aunque también le costó generar ocasiones de gol. La primera, un disparo de Rodri, lo repelió bien Hazard, mientras que Carvalho se topó con el larguero. Justo antes del descanso, el colegiado decretó penalti y Willian José no perdonó.

El Helsinki, impulsado por Browne, volvió de los vestuarios con más empeño y los visitantes pasaron minutos complicados, aunque con pocos sustos para Claudio Bravo. Pellegrini buscó más calidad y calma con la entrada de Sergio Canales, y poco después, tras un saque de esquina embarullado, Willian José recogió un balón perdido y remachó el 0-2.

El equipo finlandés estuvo cerca de coger aire a continuación, pero el VAR anuló el tanto de Abubakari y el Betis, ya con más espacios, no acertó a sentenciar definitivamente, sobre todo en una clara ocasión de su goleador, que perdió una buena opción para hacer el triplete.