Jorge Vilda: «Estoy convencido de que hay solución, el diálogo acerca a las personas»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El seleccionador nacional de fútbol femenino, Jorge Vilda, se mostró «convencido de que hay solución» dentro del vestuario después de haber vivido «la concentración más complicada» desde que accedió al cargo, aunque también advirtió que «los resultados» que ha logrado el equipo hasta el momento también «serán por algo».

«Es verdad que no ha sido una concentración sencilla, posiblemente la más complicada desde que estoy, pero estoy convencido de que hay solución y que el diálogo acerca a las personas», expresó Vilda en rueda de prensa tras la victoria ante Ucrania.

El técnico se ve «absolutamente con todo la fuerza para el futuro». «Mi contrato así lo dice y sabemos el respaldo de la RFEF, estamos con la vista puesta en el Mundial y para crear la selección más competitiva posible sabiendo que tenemos que mejorar mucho», apuntó.

«Vamos a tener puesto el foco específicamente en tener a las mejores jugadoras en las mejores condiciones y que aporten en todo porque desde ahí se construye. Hay mucho donde elegir, hay muchas llamando a la puerta, cada vez las concentraciones se ponen más caras y trataremos de ser lo más justos posible», añadió.

Vilda recalcó que «las capitanas lo dijeron bien claro» el pasado jueves al confirmar que no habían pedido que dimitiera y que «la máxima exigencia» se la ponen ellos mismos. «Ellas nos transmiten que son exigentes también y que quieren una cierta forma de recibir los mensajes y de entrenar. No somos soberbios y las escuchamos, sabemos que hay cosas que hacemos bien y otras que tenemos que mejorar», indicó.

«Trabajamos por mejorar a las jugadoras. Tenemos que mejorar todos, nosotros recibimos un ‘feedback’ diario, nos vienen a ver de Suecia, Estados Unidos o Japón, y creo que será por algo. Y los resultados que han venido serán por algo también», subrayó el seleccionador.

El madrileño señaló a «los entrenos, los partidos y los goles» como la mejor «medicina» para paliar la situación generada. «Se acaba una concentración que ha sido un poco atípica, pero hemos solventado bien los partidos y todas las que han salido se las ha visto con ganas y mostrando la selección que queremos ser», recalcó.

«Para el futuro vamos a seguir haciendo nuestro trabajo, estando atentos a lo que suceda en los partidos, valorar lo que ha pasado en esta concentración y elegir a las que pensamos que están al cien por cien y nos acerquen más a la victoria contra la primera y la tercera del mundo», agregó en relación a la próxima concentración de octubre, con amistosos ante Suecia y los Estados Unidos.

El preparador del combinado nacional cree que la clasificación ha sido muy brillante y que la puede valorar «internamente». «Recibo elogios del exterior y a lo mejor desde dentro somos más exigentes. Como entrenado tengo que calibrar nuestro nivel, sé que podemos tener una selección más potente todavía y sabemos la línea que tenemos que seguir», aseguró.

Sobre el partido ante Ucrania, dio «la enhorabuena» a su rival por el «mérito» de haber jugador y dar «la cara» pese a la situación que vive su país. «No ha sido fácil competir contra ellas si tienes un poco de empatía para saber lo que está pasando», confesó.

«El partido ha estado controlado, nos costaba entrar al principio pero hicimos una buena primera parte, donde hemos finalizado y centrado mejor que el otro día. En la segunda parte se han fallado más ocasiones, pero es que era complicado mejorar una primera parte tan buena», prosiguió.

Finalmente, celebró la vuelta de Jenni Hermoso y de haber podido «disfrutado» con su juego porque es una futbolista «de una calidad extraordinaria» y felicitó a Alba Redondo, autora de dos goles, por haber «interpretad muy bien la posición de extremo».