Carlos Alcaraz a cuartos del US Open

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El tenista español Carlos Alcaraz se quedó como único superviviente de la ‘Armada’ en el Abierto de los Estados Unidos, cuarto y último ‘Grand Slam’, después de salir airoso de una gran ‘batalla’ en los octavos de final ante el veterano croata Marin Cilic, frente al que necesitó casi cuatro horas para imponerse por 6-4, 3-6, 6-4, 4-6, 6-3 y seguir en la carrera por el título y por el número uno del mundo.

Después de tres partidos ‘plácidos’ en Flushing Meadows, el murciano vivió un gran examen contra el campeón de 2014, en un duelo generacional donde el balcánico, a punto de cumplir 34 años, dio lo mejor de su tenis para tener opciones hasta el quinto parcial, donde incluso empezó rompiendo.

Pero el pupilo de Juan Carlos Ferrero también demostró su madurez en la pista y su fortaleza física para salir airoso de un choque que acabó ya entrada la madrugada del martes y que le permite seguir soñando en Nueva York y también con poder acabar como nuevo número uno del mundo, ahora en poder virtualmente del ya eliminado Rafa Nadal. Llegar a la final, si no es ante Casper Ruud, se lo garantizaría, y si es ante el noruego, ganarla.

Alcaraz sufrió ante la continua agresividad de Cilic, que tenía la lección aprendida de sus dos derrotas en dos sets de este año en la pista dura de Cincinnati y de Miami, en un partido donde los errores sobresalieron por momentos sobre los aciertos y se tuvo que ir a jugar un tenso quinto set después de no haber podido aprovechar sus buenas opciones al resto en la cuarta manga, con siete bolas de rotura que se fueron al limbo.

Tampoco tuvo su mejor noche con su derecha, con la que acumuló demasiados errores no forzados desde el fondo de la pista, aunque no tantos como el croata (39). El español supo solventar el duelo para convertirse en el más joven de la ‘era open’ en repetir presencia en cuartos de final en dos años consecutivos en este ‘Grand Slam’ y el primero desde los años 50. Para llegar a semifinales necesitará batir al italiano Jannik Sinner, que le ha ganado en sus dos últimos partidos, en Wimbledon y en la final de Umag.

Cilic avisó ya de inicio rompiendo el primer saque del murciano, aunque este supo reponerse y replicó con dos ‘breaks’ consecutivos que le dieron la ventaja en el marcador. Alcaraz se apoyó en su servicio para no desperdiciase ese valioso botín y cerró un primer parcial que rozó la hora de duración.

El campeón de 2014 reaccionó mejorando su tenis. Pese a perder su primer servicio y verse por detrás en el segundo parcial, dejó de cometer tantos errores no forzados y le devolvió la moneda al español de la primera manga. Dos quiebres consecutivos le pusieron con un 4-1 arriba y provocó que Alcaraz perdiese su primer set en el torneo.

El partido se igualó entonces. Los dos jugadores se aferraron a sus servicios y no dieron opciones al resto hasta que el de El Palmar apretó en los compases finales del parcial. Tras desperdiciar una bola de rotura con 4-3 a su favor, no dejó pasar un 0-40 con 5-4 y se aseguró al menos un quinto set.

Pero el veterano y experimentado croata no iba a rendirse tan fácilmente. Continuó encontrando golpes ganadores con más facilidad que el tercer cabeza de serie, pero no pudo sacar partido a un valioso 0-40 en el tercer juego. Sin embargo, Alcaraz le devolvió el favor en el sexto y octavo juegos, desperdiciando sendos 15-40 que le terminaron por costar caro.

Cilic rompió y luego fue capaz de salvar dos bolas más de rotura para llevar el partido a una quinta y definitiva manga donde aprovechó su inercia positiva para quebrar una vez más. Alcaraz no se puso nervioso demostró su fortaleza mental con dos ‘breaks’ que le dieron una ventaja que trasladó la presión a su rival, que no pudo replicar y dejó vía libre tras tres horas y 51 minutos.