ÚLTIMA HORA

El español Davidovich choca con Berrettini en su techo de octavos del US Open

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El tenista español Alejandro Davidovich cayó este domingo en un intenso y largo encuentro a cinco sets ante el italiano Matteo Berrettini en octavos de final del US Open, su techo en Nueva York y una puerta bien cerrada por uno de los favoritos.

Davidovich fue de más a menos, en busca de mejorar su actuación de 2020 en Flushing Meadows, lo contrario que un Berretini por sexta vez en cuartos de final en un ‘Grand Slam’, tercera en el Abierto de Estados Unidos. El italiano se citó en cuartos con el noruego Casper Ruud, quien venció poco después al francés Corentin Moutet, tras un 3-6, 7-6(2), 6-3, 4-6, 6-2 sobre el español.

El malagueño empezó con una gran presentación en la que no concedió ninguna bola de ‘break’ y se impuso 6-3. Incluso, el español tomó la iniciativa en el segundo set con otra rotura, pero Berretini también fue efectivo con las opciones de romper y recuperó de inmediato la desventaja cambiando el guion.

La manga se inclinó del lado italiano, aunque salvó bola de set Davidovich, y en la muerte súbita confirmó su reacción el 13º cabeza de serie. El español no encajó bien el golpe y empezó la tercera manga cediendo su saque, incapaz de recuperar la seguridad del inicio y viendo crecer a su temible rival (6-3).

Contra las cuerdas, Davidovich volvió a encontrar sus golpes, puntos que le dieron fe de nuevo en el partido desde el ‘break’ en el tercer juego del cuarto. El finalista este año en Montercarlo, un camino en el que ganó al italiano, forzó el quinto set, con los dos empleados a fondo y un inicio alocado de ‘breaks’.

Berretini aún tenía una marcha más, con una derecha más contundente en los ganadores, para quedarse los últimos coletazos de un partido que valía el primer billete a cuartos de final. El italiano, operado en la muñeca después de Miami, brilló en la hierba y ahora vuelve a demostrar que es un aspirante a ganar un ‘grande’.