Verstappen remonta y ‘vuela’ para vencer en Spa y acercarse al título

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull) ha dado un nuevo golpe de autoridad este domingo con una plácida e intratable victoria en la carrera del Gran Premio de Bélgica, decimocuarta cita del Mundial de Fórmula 1, tras completar una histórica remontada desde el decimocuarto puesto, con su compañero el mexicano Sergio Pérez y el español Carlos Sainz (Ferrari) completando el podio, mientras que Fernando Alonso (Alpine) amarró un meritorio quinto puesto.

‘Mad Max’ consiguió la novena victoria de la temporada para cerrar un fin de semana perfecto para la escudería austriaca, con una superioridad insultante durante toda la carrera. Un triunfo incontestable con el que amplía su distancia -ahora de 98 puntos- sobre Charles Leclerc, hasta ahora su máximo rival para un título que ya roza con las yemas de los dedos. Sainz defendió el último cajón del podio con uñas y dientes, ya que fue misión imposible acercarse al ritmo de los Red Bull.

En un día en el que Ferrari no cometió errores que hasta ahora han sido muy recurrentes e incluso hizo las cosas como debían -mejoraron las paradas en el pit lane-, no fue suficiente para batir a Verstappen y Pérez, cuyos monoplazas volaron por el trazado de Spa sin oponentes. El neerlandés salió decimocuarto y ya en la primera vuelta se colocó noveno. Evitando en todo momento el conformismo, el líder del Mundial continuó con su particular machada, y en solo nueve vueltas ya estaba tercero, siguiendo la estela de ‘Checo’ y Sainz.

Una gesta histórica que empañó en cierta manera la gran carrera del madrileño, que a pesar de salir primero y realizar una buena salida, solo pudo defender el tercer cajón -decimotercer podio del español-, con una interesante batalla final con George Russell (Mercedes), que fue cuarto. Alonso finalmente fue quinto, después de una sanción de cinco segundo a Leclerc por sobre pasar la velocidad en el pit lane, lo que le relegó a la sexta plaza.

En esta decimocuarta prueba del calendario, tras el parón veraniego, la parrilla fue algo atípica por las sanciones a hasta siete pilotos, con Verstappen y Leclerc saliendo desde la parte trasera. En la salida, Sainz, que partía desde el primer puesto, arrancó bien y aprovechó sus gomas blandas y los errores de Pérez, que salía segundo -y llegó a caer al quinto puesto-, para marcharse a más de un segundo.

LA ALTA DEGRADACIÓN, UN PROBLEMA PARA FERRARI

Gran salida también de Alonso que se colocó segundo tras el primer giro, pero en la curva 5 se vio perjudicado por un toque con Hamilton, que le cerró al español el exterior, un incidente que molestó al asturiano, tal y como se entendió en su radio. Esto le hizo caer al cuarto pusto por detrás de Pérez y Russell.

Hamilton se vio obligado a abandonar y en la vuelta nueve Verstappen y Leclerc ya eran noveno y décimo, respectivamente. El coche parado de Hamilton y otro accidente con Bottas y Latifi como protagonistas provocaron que saliera el coche de seguridad. El monegasco tuvo que pasar por boxes por problemas en la zona delantera derecha de su monoplaza. Como en la salida, Sainz lo clavó en la relanzada para dejar atrás a Pérez y seguir tirando para confiar en su estrategia de sacar la máxima distancia posible con sus neumáticos blandos.

Con las primeras paradas, a partir de la vuelta 10, la estrategia se antojó como un punto clave, así como la alta degradación de las gomas, que se cebó con Ferrari, mientras Red Bull no lo notó tanto. Fu en la vuelta 12 cuando entró Sainz lo que aprovechó Verstappen para ponerse líder de la carrera y completar su remontada.

Esa menor degradación catapultó al neerlandés que pudo estirar sus gomas blandas más de lo esperado, hasta la vuelta 16, cuando montó neumático medio y salió segundo por detrás de Sainz. Pero en solo dos vueltas, su ritmo aplastante le permitió ponerse a la estela del madrileño para pasarle en la vuelta 17 en la recta de Kemmel con DRS.

Tras las segundas paradas, la carrera se estabilizó y entró en velocidad de crucero para ‘Mad Max’, que desde ahí lideró plácidamente todo lo que restaba de carrera, además con Pérez como escudero en la segunda plaza. Sainz seguía tercero, aunque con la amenaza de Russell más cerca que nunca, gracias a su gran ritmo, para batallar en ese último tercio de la carrera, aunque el madrileño consiguió amarrar ese tercer puesto.

Con las primeras plazas muy definidas, fue en la mitad de carrera donde se vio una gran lucha entre Pierre Gasly, Sebastian Vettel y Esteban Ocon, que adelantó a los otros dos al final para ponerse séptimo y acercándose a Alonso.

Así, no pasó nada más y Verstappen vio cómodamente la bandera de cuadros con Pérez, que ya es segundo en el Mundial, entrando segundo para completar un doblete que acerca a Red Bull también al Mundial de Constructores. Leclerc finalizó quinto, pero una penalización por sobrepasar la velocidad en el pit lane le ha retrasado al sexto puesto, beneficiando a Alonso. Ocon, Vettel, Gasly y Albon completaron el ‘top 10’.