ÚLTIMA HORA

El waterpolo español busca la doble corona europea en Split

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La selección española de waterpolo femenino y masculino afronta con ilusión la 35ª edición de los Campeonatos de Europa, una cita en la que aspiran a la doble corona, un hito de leyenda al alcance de los jugadores de David Martín, los actuales campeones del mundo que tratarán de redimirse de la plata europea en 2018 y 2020, mientras que las discípulas de Miki Oca esperan reeditar su trono continental.

Split albergará los Europeos, que darán comienzo el sábado 27 de agosto, en los que el combinado nacional femenino intentará añadir a la ciudad croata entre sus ciudades fetiche, tras abrirse paso entre las mandamases en Budapest, donde se coronó dos veces como las mejores de Europa (2014 y 2020).

Ahora llega como la gran candidata a revalidar su gesta previa a los Juegos Olímpicos, y para ello lo hará con más opciones al no tener en frente a Estados Unidos, la gran dominadora del waterpolo mundial y verdugo de las españolas en la final de Tokio.

Las de Miki Oca también tendrán un plus añadido ante la ausencia de Rusia, la actual subcampeona de Europa, por lo que Hungría, Italia, Grecia y Holanda son las principales aspirantes al cetro de España.

La historia del conjunto femenino en la competición continental ha llenado también el palmarés con una plata en Málaga 2008, la primera de su historia, que permitió seguir coleccionado preseas, como el bronce diez años más tarde en Barcelona.

LA SELECCIÓN MASCULINA EN BUSCA DE UN DOBLETE HISTÓRICO

Por su parte, la selección masculina debutará en Split el lunes 29 de agosto en busca de un doblete histórico. Budapest también alzó al cielo a los de David Martín hace unos meses proclamándose campeona del mundo. Un triunfo que sirvió para lograr por tercera vez el Mundial y romper el maleficio con Italia, quien batió a los españoles en las tres finales anteriores entre ambos.

Por contra, los penaltis privaron a la selección de hacerse con el oro europeo en Barcelona 2018 y Budapest 2020, por lo que tratarán de seguir su incesante dominio en un grupo en el que no se enfrentará a las principales favoritas. Así, intentará el pase directo a cuartos de final venciendo a Alemania, Rumanía y Países Bajos.

En el grupo D, Serbia y Hungría pugnarán por el mismo objetivo, aunque los serbios parten con mejor cartel al conseguir el oro en los Juegos Olímpicos, mientras que los húngaros cerraron el podio privando a los españoles de la medalla de bronce. También tendrán una presencia notable los transalpinos, junto a Montenegro en el grupo, y Croacia acompañando a los griegos.

Los 15 waterpolistas españoles volverán a ser los máximos aspirantes con un estilo propio que les ha hecho grandes a nivel mundial. Una batalla histórica que esta vez espera conseguir el primer oro europeo, después de tres bronces (1983, 1993 y 2006) y tres platas (1991, 2018 y 2020).