Elche y Almería se reparten el botín y el Girona se gusta ante el Getafe

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Elche y Almería no pudieron pasar del empate (1-1) en el Martínez Valero en la segunda jornada de LaLiga Santander gracias a los goles de Umar Sadiq para los andaluces y Álex Collado para los locales, repartiéndose el botín en un duelo con muchas ocasiones para ambos equipos, mientras que el Girona sumó su primer triunfo (3-1) sometiendo al Getafe en Montilivi.

Así, Elche y Almería suman su primer punto en la competición para colocarse decimoséptimo y decimotercero, respectivamente, mientras que el Girona logra su primera victoria del curso para ascender a la novena plaza de la tabla, con el Getafe como colista de la competición sin puntos en su casillero.

El encuentro en el Martínez Valero comenzó con el dominio con el balón del equipo local, aupado por el empuje de la afición para adjudicarse los primeros acercamientos con mñas peligro del encuentro. Álex Collado, tirado a a banda derecha, fue el absoluto protagonista del ataque de los ilicitanos. Sin embargo, el Almería estuvo muy bien plantado durante los primeros 15 minutos, sosteniendo, en cierta manera, los primeros envites del Elche.

La falta de acierto y efectividad la pagaron los locales en el minuto 22, cuando el delantero del equipo andaluz Umar Sadiq, que previamente había sufrid un golpe algo aparatoso en un lance con Enzo Roco, para adelantar a los de Rubi con un poderoso cabezazo en el segundo palo tras un saque de esquina. La pizarra del técnico catalán se impuso al entramado defensivo local para desatascar un partido que, hasta ese moemnto, era propiedad del Elche.

Los ilicitanos no se amilanaron tras el zarpazo del Almería, que solo creaba peligro desde los lanzamientos de córner gracias a su poderío aéreo. El Elche siguió fiando sus alternativas a Collado, motivado en su debut, que por fin encontró la recompensa tras el enésimo intento a pierna cambiada en la frontal del área.

El jugador formado en La Masía conectó un gran disparo con su pierna izquierda, ajustando el balón al palo corto de la portería defendida por Fernando, que no pudo hacer nada. El éxtasis que generó el tanto local no se tradujo en el segundo tanto, con un Almería que celebró la llegada del descanso.

En los segundos 45 minutos, el guion cambió. El dominio del Elche ya no fue tal, y la locura se impuso sobre el césped. Intercambio de golpes entre ambos equipos, con una doble ocasión para Roger Martí y Álex Collado, el más activo del partido, en un solo minuto cuando solo se jugaban dos de la segunda mitad. No tardó en llegar la respuesta del Almería, que diez minutos después la tuvo con un testarazo que no entró gracias a la intervención de Edgar Badía y el palo.

Pero el Elche seguía intentándolo y pudo poner el 2-1 con un testarazo de Tete Morente tras un precioso centro de Gumbau. Cuando corría el minuto 68, Francisco Rodríguez quiso dar un golpe de efecto al duelo dando entrada a Lucas Boyé en detrimento de Eze Ponce, con un Collado que se fue apagando con el paso de los minutos, después de que el Almería intensificara la vigilancia sobre el ex del Granada.

También sumó sus primeros minutos con el Almería Leo Baptistao, en un último cuarto de encuentro en el que siguieron cayendo las ocasiones, aunque ambos conjuntos empezaron a notar el cansancio, siendo conscientes de que un error se pagaría caro y podría hacerles perder el premio del empate en el Martínez Valero. Muchas idas y venidas, pero poco acierto. El miedo a la derrota reinó en los últimos minutos, teniendo en cuenta que serán, presumiblemente, dos rivales directos para mantener la categoría.

EL GIRONA SE GUSTA EN MONTILIVI Y GOLEA AL GETAFE

En el otro encuentro del día, que cerraba la segunda jornada, el Girona fue muy superior al Getafe, que sigue sin ganar en Montilivi, durante todo el duelo. Sin embargo, esa superioridad no se vio reflejada en el marcador hasta el minuto 42, cuando el incombustible Cristhian Stuani convirtió el 1-0 en un momento clave, justo antes del descanso, dejando muy herido a los madrileños.

Ya en la segunda mitad, y a pesar de que los ‘azulones’ comenzaron con más energía, la mala fortuna castigó a los de Quique Sánchez Flores, cuando tras una falta lateral Mitrovic no logró despejar y el balón golpeó en Domingos Duarte que coló el esférico en su propia portería, colocando el 2-0 en el marcador y haciendo más empinada la cuesta para el Getafe.

Solo unos minutos más tarde, el colegiado Muñiz Ruiz señaló penalti a favor de los catalanes por una falta sobre Stuani, pero tras ir a revisar su decisión al VAR el árbitro modificó su decisión, al ver falta previa del uruguayo. Sin embargo, esto no truncó las altas aspiraciones de los locales, que siguieron empujando con fuerza.

Después de un gol anulado a Enes Ünal que podría haber animado al Getafe, el Girona sentenció el partido con un gran tanto de Taty Castellanos, que aprovecho un pase filtrado de Yangel Herrera para quedarse solo ante David Soria, al que supero levantando la pelota para colocar el 3-0. El propio Ünal encontraría su premio en el 73′ con un gran disparo después de un error en la salida de David López.

A partir de ahí, el último arreón ‘azulón’ no fue suficiente en unos minutos finales con muchas interrupciones y con la expulsión de Angileri en el descuento por una dura entrada. El Girona generó mucho más y hurgó en la herida del Getafe, que deberá mejorar en muchos aspecto para ir ascendiendo en la clasificación y abandonar el farolillo rojo.