ÚLTIMA HORA

Los españoles Dani Arce y Sara Gallego rozan el podio en Múnich

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El atletismo español siguió haciendo disfrutar en el Campeonato de Europa de Múnich aunque no pudo añadir más medallas este viernes a las siete que ya lleva, con un cuarto puesto de Dani Arce en la final de los 3.000 obstáculos y otro de Sara Gallego en los 400 metros vallas, mientras que Mariano García avanzó a la final de los 800 ganando con autoridad su semifinal.

Después del espectáculo de los relevos en sesión matinal, la tarde tenía tres citas importantes. Primero fue el turno de la Moto. El murciano, campeón del mundo bajo techo este año, enseñó su desparpajo y buena forma para ganar su semifinal con 1:46.52.

«Me he encontrado de lujo. Me he comido la carrera yo desde el 300, para adelante con dos cojones», dijo García, en declaraciones facilitadas por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), confiando en que el domingo llegue algún metal.

Mientras, Adrián Ben se quedó fuera en una mala carrera en la que fue séptimo (1:49.26). El gallego calificó su actuación de «vergüenza», capaz de ponerse en cabeza al principio pero perjudicado por los golpes, que le dejaron atrás sin capacidad de reacción en busca de retomar las posiciones de delante.

En las finales, España se quedó con la miel en los labios esta vez. En los 3.000 metros obstáculos, Arce fue quien más cerca estuvo de colgarse una medalla, siguiendo con buen ojo el ritmo de los italianos, pero sorprendido como todos por el finlandés Topi Raitanen, oro por delante de Ahmed Abdelwahed y Osama Zoghlami.

Sebastián Martos, sexto, supo también moverse pero se quedó sin fuerzas por un esfuerzo mayor para engancharse a ese grupo de cabeza en los últimos 1.000 metros. El andaluz se quedó al menos una segunda plaza de finalista europeo, mientras que el debutante Víctor Ruiz fue decimotercero, más rezagado de inicio.

Por su parte, Sara Gallego llevó hasta un cuarto puesto en la final del 400 vallas su progresión durante una espectacular temporada en la que ha batido varias veces el récord de España. La catalana fue de menos a más y remontó hasta apretar por el bronce en la recta, a 11 centésimas del podio.

La neerlandesa Femke Bol se llevó el oro, doblete tras ganar también la prueba lisa, por delante de las ucranianas Viktoriya Tkachuk y Anna Ryzhykova. Mientras, en la final de los 200 metros, el español Pol Retamal fue sexto, sin lograr mejorar su tiempo de las ‘semis’, pero con otra plaza de finalista para España.