Carreño buscará su primer Masters 1.000 ante Hurkacz

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El tenista español Pablo Carreño ha accedido a la final del torneo de Montreal (Canadá), sexto Masters 1.000 de la temporada, después de superar esta madrugada en semifinales al británico Daniel Evans (7-5, 6-7(7), 6-2), y buscará su primer título de la categoría ante el polaco Hubert Hurkacz.

«En un año difícil para mí, he tenido un nivel increíble y hoy pude competir bien de nuevo. Es muy importante ganar partidos y aquí estoy, feliz de estar en la final», señaló tras un duelo de dos horas y 59 minutos de juego.

En la batalla entre dos jugadores no cabezas de serie, Evans hizo ceder al asturiano, número 23 del mundo, su primer set de todo el torneo, todo tras un primer parcial en el que Carreño, cómodo desde el fondo de la pista, hizo valer sus dos roturas frente a una de su adversario.

El británico reaccionó en la segunda manga, donde subió a la red para poner una ventaja de 4-1, y aunque el español logró empatar (4-4) y gozó de un punto de ‘break’ con 5-5, Evans acabó por equilibrar la contienda en el ‘tiebreak’.

Carreño recuperó el pulso en el tercer set manteniendo intacto su servicio y adjudicándose los cuatro últimos juegos, unos datos que le valieron para terminar el choque con 41 tiros ganadores y un 79 por ciento de acierto (49-62) en puntos con su primer saque.

De esta manera, Carreño disputará su segunda final de la temporada tras la de Barcelona y la primera de categoría de Masters 1.000 de su carrera ante el polaco Hubert Hurkacz, número 10 del ranking ATP y octavo cabeza de serie, que ganó en la otra semifinal al noruego Casper Ruud (5-7, 6-3, 6-2).

Después de sus derrotas en primera ronda en Indian Wells, Río de Janeiro, Madrid o Roland Garros, o verse forzado a la retirada en el estreno de Wimbledon, Carreño busca al fin la gloria en Montreal. «Probablemente sea uno de los peores años de mi carrera, sin grandes resultados. Hice la final de Barcelona y las semifinales de Bastad. Pero ahora, sin saber por qué, esta semana el nivel ha sido increíble. Me siento emocionado», confesó.