El Barça repite final de Champions con una épica remontada al Benfica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Barça firmó una increíble remontada (4-5) este viernes ante el Benfica para vencer en la prórroga de la semifinal de la ‘Final Four’ de la Champions del fútbol sala que se celebra en el Arena Riga, cuando se fue 3-0 al descanso y llegó a ponerse 3-4 antes que un tiempo extra en el que Adolfo fue el héroe.

El cuadro azulgrana vuelve a la final en busca de un cuarto título que se le resistió hace un año por culpa del Sporting CP. El cuadro luso, que superó con mucha más comodidad (2-6) al ACCS Asnières Villeneuve 92, será de nuevo el rival del Barça en la final de este domingo (17:00).

El sueño de la cuarta ‘Champions’ se convirtió en pesadilla en el primer minuto, aunque pusieron el juego y las ocasiones para que no fuera así. Pese a una treintena de disparo, el cuadro culé se fue 3-0 al descanso, protestando también a los colegiados un penalti y el balón fuera de banda en el inicio del 2-0.

La fuerte salida de los portugueses dejó dos paradas de Didac y el tanto de penalti de Tayebi. A remolque, no tardó en sacar su juego el equipo de Jesús Velasco, volcado con Adolfo, Dyego, Ferrao, Pito y Lozano. Sousa se creció bajo palos y el Barça no tuvo puntería en un asedio que, a la espalda, castigó el Benfica.

En un fallo de Coelho, Vinicius hizo el 2-0, aunque el balón parecía haber salido. El Barça volvió a la carga y, después de una muy clara al poste de Marcenio, llegó el 3-0 de Afonso Jesus. Antes del descanso, el cuadro culé reclamó ese penalti, y en la reanudación volvió con el mismo ímpetu a por la remontada.

El 1-3 a los pocos segundos, de Sousa en propia puerta, dio fe al Barça y el Benfica volvió a meterse atrás. El partido creció en ocasiones, con balones a la madera en ambas porterías, sin control en una semifinal loca. Ferrao dejó el destello de la tarde con un taconazo que puso el 2-3 y Dyego culminó la remontada.

En dos regates y jugadas muy parecidas, el ‘7’ culé firmó un doblete de quilates para el 3-4 a dos minutos del final. Con el guion loco que traía el partido, y la calidad también de los lusos, Chishkala logró el empate para forzar la prórroga. Diez minutos más en los que no se movió el marcador hasta 18 segundos del final.

Adolfo fue quien desató la locura y la celebración culé, con el 4-5 que dio el pase a la final a un Barça que quiere añadir otra Champions a las ganadas en 2012, 2014 y 2020, con la opción de revancha un año después ante el Sporting.