Carlo Ancelotti: «Si alguien necesita descansar ante el Espanyol será por el riesgo de lesionarse»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, aseguró que alineará un once «para ganar» este sábado al Espanyol y cerrar el título de LaLiga Santander y que sólo el «riesgo de lesionarse» podría ser impedimento para dar descansos de cara a la vuelta contra el Manchester City, mientras que no quiso valorar lo que le supondría ganar en cinco campeonatos diferentes porque es «muy supersticioso» y aún no lo ha conseguido.

«Creo que Benzema y Vinicius pueden descansar, pero soy partidario de que si un jugador está bien y ha recuperado bien tiene que jugar. En este momento, la plantilla tiene salud, hay muchos que están bien físicamente y si alguien que necesita descansar se lo daré, pero no porque el partido parezca fácil sino porque si no ha recuperado bien tiene riesgo de lesionarse», subrayó Ancelotti este viernes en rueda de prensa.

El italiano recordó que sólo tiene «problemas en defensa» porque a la lesión de David Alaba, aquejado del mismo problema que en El Sadar y cuya presencia ante el City no estará clara «hasta el martes», se unen las bajas por sanción de Eder Militao y Nacho. Así, confirmó a Jesús Vallejo, «que ha jugado muy poco, pero es un profesional muy serio», y la posibilidad de poner ahí a Casemiro, «que está recuperado».

«En la medular tengo muchas opciones porque casi todos han recuperado bien, pero tengo frescos a Camavinga y Ceballos, y arriba tengo que elegir. Asensio está fresco y tengo que evaluar si Karim puede empezar porque a ver si ha recuperado totalmente. Pondré un equipo para ganar el partido, sólo tengo que evitar que alguno cansado se pueda lesionar», añadió.

En este sentido, apuntó que «la opinión del jugador es muy importante», pero que «la decisión» de si juega o no «la toma el entrenador». «En mi carrera, no he encontrado a muchos que me hayan dicho que no le ponga porque está cansado», advirtió.

Sobre el partido ante el Espanyol, frente al que un punto le sirve para coronarse campeón, el de Reggiolo indicó que «no es difícil» en lo mental. «Somos conscientes de que estamos muy cerca de ganar un título, pero tenemos que jugar y sacar puntos en estos partidos porque todavía no se ha acabado. Nos gustaría acabarlo mañana y el equipo es consciente del momento y del partido que tenemos que hacer», recalcó.

Tampoco han «pensado» en ningún tipo de celebración y si sería más o menos intensa. «Sólo hemos pensado en el partido y si luego tenemos que celebrar, vamos a celebrarlo como todo el mundo, pero no hemos organizado nada, solo tenemos que preparar bien el partido e intentar ganarlo», expresó el entrenador madridista.

NO HABLA DE LOS TÍTULOS EN CINCO LIGAS POR SER «MUY SUPERSTICIOSO»

«El título está muy cerca, hemos trabajado mucho y no creo que haya un momento de relajación. Creo que nadie pensaba que en esta punto de la temporada tuviésemos 15 puntos de ventaja, pero el equipo lo ha hecho muy bien, ganando muchas veces fuera de casa en estadios complicados y creo que ahí marcamos la diferencia. Estoy muy satisfecho del trabajo y del apoyo del club y de los jugadores», manifestó sobre una campaña donde el aspecto ofensivo «ha sido constante gracias obviamente a Benzema y Vinicius» y con «periodos de muy buen trabajo defensivo».

Preguntado por la posibilidad de convertirse en el primer técnico en ganar las cinco grandes Ligas, Ancelotti fue cauto. «No me gusta mucho hablar de esto porque aún no la he conseguido y soy un poco supersticioso», confesó con una sonrisa. «No me considero viejo para el fútbol, me considero un entrenador con experiencia e intento adaptarme. El fútbol no va a parar de cambiar y tienes que estar acorde al tiempo», agregó.

El italiano sí reconoció lo especial que sería de saborear este título con su hijo Davide como asistente. «No es fácil para mí hablar de esto por el aspecto emocional y familiar. Es un asistente muy competente y serio. Es mi hijo y ha demostrado que no está aquí por eso sino porque es competente y se puede convertir en el futuro en un entrenador muy bueno. Hay un cuerpo técnico joven y con mucho entusiasmo, y combina bien con mi experiencia», resaltó.

También tuvo palabras de elogio para Marcelo, que se podría convertir en el jugador con más títulos de la historia del club y que «ha sufrido porque no ha jugado muchos partidos». «Pero sigue siendo un profesional fantástico y siente el peso de ser el capitán. Siempre ha entrenado bien y siempre ha estado con los compañeros, él y muchos otros merecían más minutos, pero las veces que lo ha hecho ha cumplido y va a cumplir. Mi respeto a la persona y al jugador», afirmó del brasileño.

Finalmente, tras dejar claro que no hay que «reforzar» el puesto de mediocentro para da relevo a Casemiro porque ese papel lo pueden hacer «Kroos, Camavinga o Ceballos», Ancelotti admitió que los entrenadores »
«no pueden decir toda la verdad» cuando salen a rueda de prensa y eludió opinar sobre las palabras de Mauricio Pochettino, entrenador del PSG, sobre que ve «al cien por cien» a Kylian Mbappé en el equipo francés.

«Todos los madridistas piensan ahora en dos cosas: en ganar al Espanyol y el miércoles y nosotros pensamos lo mismo. Desde el final del partido del City tenemos la cabeza en este partido, los grandes tenistas, cuando tienen bola de partido, la ganan, los grandes equipos, como nosotros, cuando tienen que dar el golpe en la mesa, lo dan», sentenció.