La Real tira de Silva y el Alavés se hunde en El Sadar

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La Real Sociedad superó (1-2) al Elche este domingo en la jornada 31 de LaLiga Santander para mantener sus opciones de alcanzar la cuarta posición de Liga de Campeones, mientras que el Deportivo Alavés salió muy tocado de El Sadar (1-0) y el Espanyol se apuntó una victoria ante el Celta que le acerca la salvación.

El equipo ‘txuri-urdin’ tiró de la calidad de David Silva, dueño y señor en el Martínez Valero, para ser muy superior al equipo ilicitano. Los locales se adelantaron por medio de Carrillo a los tres minutos pero el dominio y el fútbol visitante, con el canario a los mandos, fue poco a poco decantando la balanza. Isak perdonó un penalti y aún así se fue por delante al descanso el equipo vasco.

Sorloth y Le Normand, con dos asistencias de Silva, firmaron la remontada. En el segundo tiempo, Isak siguió fallando y el canario regalando un espectáculo, mientras el Elche apretaba en su presión sin una referencia clara arriba. Sin más goles, la Real guardó tres puntos (54) en su lucha europea y los locales, con tres derrotas seguidas, se quedan cuatro por encima del descenso.

En la agonía y colista, pese al intento de cambio de rumbo con Julio Velázquez en el banquillo, se queda un Alavés que, tras pelear en un bonito encuentro en El Sadar, se llevó un tremendo varapalo en minuto 92, cuando Budimir cazó un balón en el área para el 1-0.

Los porteros se hicieron grandes en Pamplona, como homenaje a un Juan Carlos Unzué que hizo el saque de honor. Joselu tuvo la primera muy clara para el Alavés con un cabezazo desviado y Osasuna fue llegando hasta tener la mejor en una pena máxima que llegó con ayuda del VAR. Pacheco le detuvo el lanzamiento a Rubén García.

El meta visitante siguió frustrando las ocasiones de Osasuna, igual que Herrera no descuidó sus dominios. Con el tiempo cumplido, un balón que no supo despejar la defensa vasca le llegó sin marca a Budimir. Osasuna empieza a soñar en algo más que la salvación y el Alavés se queda a siete puntos de la permanencia.

Un paso hacia la tranquilidad dio el Espanyol, gracias a otro tanto postrero de Wu Lei, ante un RC Celta que no se puede dormir. El jugador chino firmó los tres puntos ‘pericos’ en el minuto 89, fusilando y con una puntería que brilló por su ausencia en Cornellà. Diego López acertó bajo palos y ni Brais, Aspas o el fuego amigo en una carambola peligrosa con Cabrera pudieron batirle.

El Espanyol entró en calor con Darder pero estuvo a merced del rival. Raúl de Tomás tampoco tuvo puntería y, llegando al final, fue Wu Lei quien se coló entre la defensa gallega para dejar en su bache a los de Coudet y permitir el salto a los de Vicente Moreno, que tienen solo una derrota en los últimos cinco partidos.