Wimbledon reconoce conversaciones con el gobierno de Reino Unido para impedir la exclusión de tenistas rusos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Los dirigentes de Wimbledon, tercer ‘Grand Slam’ de la temporada, están en conversaciones con el gobierno del Reino Unido para tratar de impedir el veto a la participación de los tenistas rusos y bielorrusos en el torneo de este año.

Algunas informaciones apuntan a que el número dos del mundo, Daniil Medvedev, podría ser excluido del torneo debido al temor de que una victoria rusa impulse el régimen de Vladimir Putin en medio de la invasión de Ucrania.

Hasta ahora, a los tenista rusos y bielorrusos se les ha permitido continuar jugando en las competiciones ATP, WTA e ITF siempre que lo hiciesen bajo bandera neutral y sin que se tocase su himno.

Pero se entiende que el All England Club, que alberga Wimbledon, puede implementar una prohibición a los jugadores de esos países sin riesgo de repercusiones legales debido a su condición de torneo independiente.

Actualmente, los organizadores están en contacto con una serie de organismos, incluido el Gobierno y la Asociación de Tenis sobre Hierba de Gran Bretaña, antes de anunciar un veredicto antes de la fecha límite de inscripción del próximo mes.

«Hemos tomado nota de la orientación del gobierno del Reino Unido con respecto a la asistencia de personas rusas y bielorrusas con condición de neutral a eventos deportivos en el Reino Unido», señala un comunicado del All England Club.

«Este sigue siendo un tema complejo y desafiante, y continuamos entablando conversaciones con el gobierno del Reino Unido, la LTA y los órganos rectores internacionales del tenis. Planeamos anunciar una decisión en relación con Wimbledon antes de nuestra fecha límite de inscripción a mediados de mayo», apuntó. Wimbledon está programado desde el lunes 27 de junio hasta el domingo 10 de julio.

El ministro de Deportes del Reino Unido, Nigel Huddleston, pidió a todos los deportistas rusos y bielorrusos que demuestren que son «genuinamente neutrales» y garanticen que no apoyan ni reciben dinero de Putin o del régimen ruso.

El campeón del US Open, Medvedev, es actualmente el tenista de más alto perfil de esos países. El jugador de 26 años es duda para jugar en el próximo Roland Garros después de someterse a una operación de hernia.

Su compatriota Andrey Rublev ocupa el octavo lugar en el ranking mundial masculino, mientras que Karen Khachanov y Aslan Karatsev están en los puestos 24 y 31, respectivamente, y el bielorruso Ilya Ivashka, en el 42.

Las bielorrusas Aryna Sabalenka y Victoria Azarenka se encuentran entre las 50 mejores jugadoras clasificadas del circuito WTA, además de las rusas Anastasia Pavlyuchenkova, Veronika Kudermetova, Daria Kasatkina y Ludmilla Samsonova.

Cuando se le preguntó específicamente el mes pasado si a Medvedev se le permitiría participar en Wimbledon este año, Huddleston fue claro. «Absolutamente nadie que enarbole la bandera de Rusia debería estar permitido o habilitado. Necesitamos alguna garantía potencial de que no son partidarios de Vladimir Putin. Estamos considerando qué requisitos podemos necesitar», indicó.

«Cuando se trata de individuos, eso se vuelve un poco más complejo, por lo que estamos analizando y hablando con varios deportes en términos de cuál debería ser la respuesta y los requisitos», concluyó.