La gimnasta Noa Ros se retira a los 19 años por una radiculopatía

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La gimnasta castellonense Noa Ros ha anunciado su retirada a los 19 años debido a una radiculopatía que hace que su pierna izquierda «no funcione como debería», por lo que hace «inviable» que siga entrenando y compitiendo por el grado de evolución de la lesión y la gravedad de las consecuencias de la misma.

«Desgraciadamente, el viernes 1 de abril se me diagnosticó una radiculopatía. De manera que, continuar entrenando y compitiendo resulta inviable debido al grado de evolución de la lesión y a la gravedad de las consecuencias de la misma. Desafortunadamente, me veo obligada a finalizar mi carrera deportiva e iniciar una larga recuperación», explicó la joven gimnasta, quien es miembro del equipo nacional de rítmica desde el año 2016, en un comunicado compartido por redes sociales.

Esta lesión se refiere a la pérdida o disminución de la función sensitiva, o motora, de una raíz nerviosa e impedía que su pierna izquierda «funcionase como debería», manifestó Ros tras una electromiografía -un procedimiento de diagnóstico para evaluar la salud de los músculos y las células nerviosas- que proporcionó el diagnóstico final.

Noa Ros fue campeona de España en 2019 y formó parte del equipo nacional desde 2016, representándonos en el Campeonato de Europa junior individual (Holon 2016), Campeonato del Mundo sénior (Sofia 2018), Copa del Mundo de Pesaro (ITA) y Kazan (RUS) 2019, Grand Prix Brno (CZE) 2019, Grand Prix Kiev (UKR, 2019), Grand Prix Moscú (2020), Grand Prix Marbella (2021), además de en numerosos torneos internacionales.

«Es muy difícil plasmar todo lo que siento en un simple texto. Durante los últimos años, las lesiones me han apartado de los tapices en numerosas ocasiones. Siempre pensé que se trataba de obstáculos aislados que me permitían desarrollar esa paciencia que tanto necesitaba incorporar en mi vida», admitió la deportista de Castellón, formada en el Club Mabel de Benicarló.

Después de sus reiteradas lesiones en la pierna izquierda, Noa expuso su inquietud al «no entender» por qué todas las lesiones se manifestaban en el mismo sitio. «Comencé a reflexionar sobre todo lo que me había ocurrido después de la última lesión», explicó la campeona de España en 2019.

La Real Federación Española de Gimnasia (RFEG) ha lamentado su retirada y le ha deseado «una muy buena recuperación», así como «la mejor de las suertes» en su nueva etapa. «Muchas gracias, Noa, por tu trabajo, pasión y entrega dedicada durante todos estos años al equipo nacional», señaló.