Morales da fe al Levante y el Mallorca no despierta con Aguirre

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Levante sumó tres puntos de fe (2-0) este sábado en la jornada 30 de LaLiga Santander a costa de un desconocido Villarreal y gracias a un doblete de José Luis Morales, mientras que el Mallorca se mantiene en puestos de descenso con su derrota (1-0) ante el Getafe.

El cuadro ‘granota’ volvió con fuerza después del parón internacional y superó en todo a un ‘submarino’ lejos de su mejor versión. A pesar de ser un derbi, en el Ciutat el equipo de Unai Emery enseñó su mala versión fuera de casa, quizá con la mente ya en su duelo de Champions ante el Bayern de Múnich el miércoles.

El Levante cuajó un partido redondo, sin despistes y contundente en ambas áreas, mientras el Villarreal encajó su tercera derrota en cuatro partidos, mucho peaje para la lucha europea en la clasificación. Morales volvió a ser ‘Comandante’ y lideró a los suyos con dos golazos en el tramo final, en una mensaje ‘granota’ de que hasta que no sea matemático lucharán por la salvación.

En el 69′, Morales se asoció con Roger para el 1-0. Una conexión que lleva una década dando frutos y que volvió a brillar este sábado, con pase y definición de quilates. Ya en el descuento, Morales volvió a lucirse para redondear una tarde de alegría para un Levante que se ve a cinco puntos de la salvación que marca el Cádiz (27), aunque con un partido más.

En la sesión del aperitivo, Getafe y Mallorca firmaron un partido difícil de digerir, en el que lo mejor se hizo esperar, en el minuto 82, y fue para los intereses azulones. Borja Mayoral hizo el 1-0, en conexión con Gonzalo Villar, que rompió un partido de trincheras, con cinco defensas y trivote en el centro ambos equipos.

Para el equipo de Quique Sánchez Flores supone tres puntos de alivio, para sumar 32, después de seis jornadas sin ganar. El Mallorca en cambio se queda en su crisis de ya siete derrotas seguidas, en el que fue el debut de Javier Aguirre en su banquillo, marcando el descenso con 26 puntos.