Roman Abramovich sufrió «síntomas de posible envenenamiento» tras una reunión en Kiev

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El todavía dueño del Chelsea inglés, Roman Abramovich, ha tenido «síntomas de un posible envenenamiento» en las últimas semanas tras participar en unas negociaciones informales en Kiev para tratar de buscar el fin de la invasión rusa a Ucrania, según fuentes citadas por medios como ‘The Guardian’ o ‘The Wall Street Journal’.

Fuentes cercanas a Abramovich han confirmado esta información, según recoge la cadena BBC, aunque no han dado datos sobre el posible envenenamiento de uno de los miembros de la delegación negociadora de Ucrania, Rustem Umerov.

Abramovich participó en negociaciones de paz informales en Kiev a principios de marzo en nombre propio. Durante su estancia en la capital ucraniana comenzó a sentirse mal y «perdió la visión durante varias horas». Umerov también participaba en estas negociaciones y ambos partieron hacia Polonia posteriormente y después hacia Estambul, donde recibieron atención médica.

«Fue durante su primer viaje a Kiev. Roman perdió la vista durante varias horas. En Turquía les atendieron en una clínica, a él y a Rustem», ha indicado la fuente citada por ‘The Guardian’.

La información ha sido publicada en primer lugar por ‘The Wall Street Journal’ y por el portal de periodismo de investigación Bellingcat. «Bellingcat puede confirmar que hay tres miembros de la delegación que participaron en las conversaciones de paz entre Ucrnaia y Rusia en la noche del 3 al 4 de marzo de 2022 sufrieron síntomas que podrían deberse a un envenenamiento con armas químicas. Una de las víctimas es el empresario ruso Roman Abramovich», ha publicado Bellingcat en Twitter.

Entre los síntomas está la inflamación de ojos y piel o dolor penetrante en los ojos. «Los tres hombres que sufren síntomas solo tomaron chocolate y agua en las horas anteriores a la aparición de los síntomas. Un cuarto miembro del equipo también consumió estas sustancias y no ha manifestado ningún síntoma», según Bellingcat.

El portal asegura que, tras consultar con expertos, éstos han concluido que estos síntomas son probablemente consecuencia de un «envenenamiento con un arma química indeterminada».

El estado de salud de Abramovich finalmente mejoró y volvió a Kiev para participar en la siguiente ronda de negociaciones, ha destacado la fuente. El martes comienza en Estambul la cuarta ronda de contactos informales entre las delegaciones rusa y ucraniana.