Jordi Xammar y el equipo español de SailGP son quintos en su debut en el Gran Premio de Estados Unidos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El regatista español Jordi Xammar ha debutado esta madrugada en el Circuito Mundial de SailGP con un segundo, un tercer y un octavo puestos en la primera jornada del Gran Premio Mubadala de Estados Unidos, que se está disputando en la bahía de San Francisco.

El catalán, bronce en la categoría de 470 junto al gallego Nicolás Rodríguez en los Juegos Olímpicos de Tokio, se ha estrenado como patrón del ‘F50 Victoria’ con una quinta posición en la general que le permite llegar con opciones a la jornada final de este domingo, que volverá a celebrarse con el Golden Gate y la prisión de Alcatraz como telón de fondo.

Tras la disputa de la primera jornada, Japón y Australia empatan en la cima con 18 puntos, dos más que Gran Bretaña y Dinamarca (16) y cuatro más que España (14). Los resultados de este domingo determinarán el tercer equipo que acompañará a Australia y Estados Unidos en la Gran Final de la segunda temporada.

«Hay mucho margen de mejora, especialmente por mi parte en la estabilidad en maniobras, pero hemos hecho dos muy buenas carreras. Hemos sabido mantener la calma y hemos disfrutado», indicó Xammar.

Por su parte, Florian Trittel, trimmer de ala, calificó el día como «increíble». «Hemos estado peleando en la cabeza y eso es un éxito. Este es el motivo por el que decidimos que Jordi pilotara el ‘F50 Victoria’. Sabíamos que si hacíamos las cosas bien podíamos estar allí delante. Este equipo tiene muchísimo futuro. Sigamos en esta dinámica y con el trabajo bien hecho», apuntó.

Por primera vez, el ‘F50 Victoria’ navegó en competición con una tripulación completamente española, formada por Jordi Xammar, Paula Barceló, Florian Trittel, Diego Botín, Joan Cardona, Joel Rodríguez y Mateu Barber. En la primera regata, Xammar salió primero y mantuvo un primer pulso con Japón, que acabó remontando, y un ‘caballito’ acabó con las opciones españolas. Gran Bretaña le arrebató la primera posición a los nipones y ganó por delante de Australia y Nueva Zelanda, con España octava.

En la segunda carrera, el ‘F50 Victoria’ no forzó la salida, se mantuvo más conservador y acertó una buena estrategia que culminaría en tercera posición. Ya en la tercera, España se mantuvo en el grupo de cabeza en todo momento y luchó el triunfo con los japoneses, que finalmente se impusieron por delante de los de Xammar.