Lourdes Alameda: «Pedimos que el Seis Naciones se abra, seguiremos presionando con resultados»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La jugadora de la selección Lourdes Alameda pide que «el Seis Naciones se abra» y permita competir a España, campeona del Europeo, el segundo peldaño del rugby, en nueve ocasiones -seis de ellas de manera consecutiva-, ya que cree que están «uno o dos escalones por encima» del nivel de sus rivales en dicha competición.

«La inercia en este torneo es clara, reconocemos el esfuerzo de las otras selecciones, pero está claro que estamos uno o dos escalones por encima y no nos reconocemos en esta competición. Por eso, pedimos que el Seis Naciones se abra, porque al final hemos demostrado que somos capaces de ganar a selecciones como Irlanda o Escocia, que están a nuestro nivel o nosotras al suyo», demandó Alameda en una entrevista a Europa Press tras un acto de Iberdrola en apoyo al deporte femenino.

Y para la veterana jugadora «la clave» está «en los despachos». «Nuestro trabajo tiene que ser seguir haciéndolo lo mejor posible, día a día, para intentar impulsar el nivel de la liga nacional, hacer presión en los medios y mediante los resultados. Y desde la federación seguir metiendo presión en los despachos o en lo que tengan que hacer», explicó.

Al ser un torneo con rivales a priori inferiores, uno de los desafíos a la hora de afrontar el Europeo es el aspecto mental. «La clave es fijarte en tu juego, mantener una intensidad al 100 por 100 y no dejarte llevar por cuál es el nivel del rival. Siempre tenemos que salir al 100 por 100 y los entrenadores nos tienen que exigir ese nivel, sea la selección que sea. Y nosotras nos caracterizamos por eso», expresó.

Respecto al nivel del rugby femenino en España, Alameda apunta a la formación como principal asunto a mejorar. «Cuando vamos fuera nos encontramos de todo. Hay selecciones con mucho más despliegue de medios y recursos, pero luego no son mucho mejores que tú a nivel de juego», afirmó.

«Yo estuve dos años en Francia y me di cuenta de que en cuanto a la organización de la federación y la formación nos queda bastante, tienen una liga para niñas, para cadetes, y eso es una pasada. Las chicas allí llegan a la selección con una evolución de rugby que aquí nos falta. Tenemos que ganar en calidad de formadores, para que aprendan bien el rugby», añadió la internacional.

Por otro lado, confiesa que es «triste», pero «ilusionante», el cambio generacional que está experimentando la selección. «Es un poco triste porque llevas mucho tiempo compartiendo selección con algunas de ellas, muchas experiencias, sentimientos… Pero estoy muy feliz y es ilusionante, porque yo que soy una jugadora con experiencia que ya me planteo si seguir o dejarlo, ver que llegan jugadoras tan jóvenes y con esa energía, te impulsa y te mete pilas, te anima a seguir en el nuevo proyecto», celebró.

Finalmente, Alameda aplaude el apoyo de grandes empresas como Ibredrola en sus carreras profesionales. «Es superimportante su labor en visibilidad, para que las niñas conozcan el deporte y a las jugadoras que lo practican. Es un apoyo muy grande, es increíble que doblen los esfuerzos», concluyó.