El Barça cae de nuevo ante el Valencia Basket

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Barça no pudo (86-76) este sábado con un Valencia Basket que le ha ganado los dos partidos de la Liga Endesa esta temporada, una mala actuación del vigente campeón con la excusa de la acumulación de partidos, mientras que BAXI Manresa y UCAM Murcia siguen fuertes en la zona alta tras la Copa del Rey.

El cuadro culé, campeón del torneo del k.o en Granada hace dos semanas, acusó el desgaste de su tercer partido en seis días ante un rival que le tiene tomada la medida. Con tiempo para preparar el partido, Joan Peñarroya volvió a dar las armas a su equipo para anular a un Barça superado desde lo físico hasta lo productivo.

Tobey, Rivero y Dubljevic impusieron su ley ante Sanli y Davies, y el Barça no tuvo a quién agarrarse. Laprovittola empezó enchufado con tres triples, pero ahí se quedó, Kuric tampoco se entonó y a Mirotic le costó entrar en calor y no apareció en el último cuarto.

Un 44-23 en rebotes fue lo más sonado en las estadísticas, también las muchas más veces que fue el Valencia a la línea de tiros libres. La Fonteta apretó y Mike Tobey (17 puntos y 6 rebotes), Rivero y un Dimitrijevic que dio el susto de lesión pero volvió a jugar fueron lo mejor de un Valencia con 13 victorias.

Después del palo en Copa y el parón FIBA, los de Peñarroya volvieron con ganas pese a las bajas, mientras que el Barça, que se queda con 15-4 segundo, vio frenada una racha de 12 victorias seguidas, sin gasolina en el último cuarto y con una maratón por delante, con su primera derrota en La Fonteta desde 2017.

Además, después de cumplir el objetivo de estar en la Copa, BAXI Manresa y UCAM Murcia superaron a Urbas Fuenlabrada (99-89) y Unicaja Málaga (87-88) para redoblar la apuesta y guardar el ‘Top 8’ de cara a los ‘playoffs’. El equipo manresano tuvo acierto exterior para dominar con otra actuación coral a un ‘Fuenla’ que no se rindió sin evitar quedarse a una victoria del descenso.

Mientras, el equipo murciano, que peleó hasta el tercer cuarto de la semifinal de Copa ante el Barça, aprovechó la energía que sacó de Granada para retomar la importante lucha liguera. Después de dos derrotas, el UCAM sumó la undécima victoria ante un Unicaja que se queda con ocho, a tres del Top 8.

Un canastón de McFadden decidió el triunfo visitante en el Martín Carpena, después de que los locales llevasen la iniciativa con un 30-18 en el primer cuarto. El rebote (30-45) fue también decisivo en Málaga, con Lima, Rojas y Radovic en esa pelea, aunque todo estuvo en el aire a cuatro segundos del final cuanto entró la canasta de McFadden (27 puntos).