Yulimar Rojas encandila a Gallur y Mechaal supera a Katir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La campeona olímpica de triple salto, la venezolana Yulimar Rojas, mantuvo la emoción hasta el cierre del World Indoor Tour que acogió Madrid este miércoles, de nuevo en Gallur, donde se quedó a tres centímetros de un nuevo récord del mundo, mientras que el español Asier Martínez fue el único campeón en casa.

Rojas es la mejor dentro y fuera de la pista, y a Madrid la tiene ganada. Hace dos años hizo 15.43 y batió el récord del mundo, aunque el pasado verano en Tokyo 2020 hizo aún más grande su gesta con oro y plusmarca. La venezolana eligió la capital español como prueba de cara al Mundial ‘indoor’ de Belgrado de dentro de dos semanas.

La pupila de Iván Pedroso preparó la alerta de récord con un segundo salto de 15.35 y en el penúltimo hizo 15.41. La campeona olímpica, con el coro de palmas de Gallur, se quedó con la miel en los labios, como Madrid, pero demostró que su reinado será largo. El Centro Deportivo, lleno bajo el protocolo COVID, venía de los récords de Rojas y, el año pasado, de Grant Holloway.

Hasta el 60 metros vallas no llegó el triunfo español, un Asier Martínez que sigue sin techo. Antes, el gran duelo estaba servido en el 3.000, pero la dupla española no pudo con la etíope. En el sano pique nacional se impuso Adel Mechaal a Mohamed Katir, cumpliendo eso sí con los pronósticos. Con su doblete en el Campeonato de España (1.500 y 3.000), su plusmarca europea en Nueva York, Mechaal enseñó su gran momento aunque no fue suficiente.

Selemon Barega (7:34.03) y Lamecha Girma fueron primero y segundo, dos medallistas olímpicos que tomaron la prueba en el último kilómetro, con los españoles peleando. Barega fue el más valiente, mientras que Girma se le escapó a un Mechaal que tenía el plan de eliminar para el Mundial a uno de los etíopes.

La victoria general en el Circuito y la invitación para el Mundial que incluye fue africana, mientras que Katir, que no estará en Belgrado, dejó buenas sensaciones tras un invierno complicado peleando con la COVID. Otro que se lució en Nueva York, un Mariano García exponente también del gran inicio de 2022 para el atletismo nacional por todo el mundo, se quedó también sin premio.

La ‘Moto’ García, líder del año desde esa carrera yanqui, llegó justo a la última vuelta en el 800 y no pudo contener al inglés Elliot Giles (1:45.43). Al murciano se le escapó así esa victoria en el World Indoor Tour y una plaza extra para el Mundial que será británica. Después de la alegría contenida, Asier Martínez regaló el único triunfo español a la afición de Gallur.

Tuvo que esperar a la foto finish, como ya se podía intuir de unas semifinales muy apretadas, pero el navarro ejerció de líder del año y con 7.56 venció sobre su compatriota Enrique Llopis, con el mismo tiempo. Otro ejemplo de ese momento de récords y marcas nacionales en constante superación, Martínez, de 21 años, es el sexto español que se impone en una prueba del Circuito en 2022.

El público de la capital, que comenzó con un minuto de silencio en solidaridad con Ucrania por la invasión bélica que sufre por parte de Rusia, no había aún llenado el pabellón cuando lamentó la retirada de María Vicente. La plusmarquista de pentatlón decidió no seguir en el concurso de longitud después de su segundo salto, donde notó una molestia en el muslo de la pierna izquierda.

La campeona de España tenía claro que no seguiría pensando en el Mundial de Belgrado. Así, la competición entró en calor con ese título de longitud femenina, por el que llegó a pelear la favorita local Fátima Diame, pero que se quedó la británica Lorraine Ugen con uno de los seis récords del campeonato que se superaron.