La Real Sociedad vence en Palma

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Real Sociedad presentó su candidatura a pelear por un puesto en la próxima edición de la Liga de Campeones tras imponerse este miércoles al RCD Mallorca por 0-2, en partido aplazado de la vigesimoprimera jornada de LaLiga Santander 2021-2022.

El conjunto guipuzcoano no ganaba a domicilio en el torneo doméstico desde el 7 de noviembre en El Sadar y puso fin a su mala racha sumando tres puntos importantes para situarse en la sexta posición de la tabla con 44, a uno de la cuarta plaza del FC Barcelona, que aún tiene un encuentro pendiente, y a dos de la tercera que está en posesión del Betis, mientras que el bermellón encajó su tercera derrota seguida para quedarse con 26, a cinco del descenso.

Los de Imanol Alguacil se llevaron la victoria del Visit Mallorca Estadi después de un partido sobrio y donde supieron golpear en dos momentos claves a un rival que adoleció de nuevo de un mayor mordiente ofensivo con el que sacar partido a los momentos en los que fue mejor.

Uno de ellos fue al inicio del encuentro y Dani Rodríguez vio como su remate tras una buena internada de Maffeo se topaba con la pierna de Pacheco. El Mallorca no le pudo dar continuidad a este primer tramo y la Real, apoyado en Silva y Merino, fue controlando mejor el choque, aunque sin más ocasiones que un disparo cercano de Sorloth por encima del larguero a pase del canario.

Sin embargo, los ‘txuri-urdines’ sacaron partido a la calidad de los dos centrocampistas para hacer el 0-1 en el minuto 35. Un sensacional pase del navarro al de Arguineguín no lo desaprovechó este para batir a Sergio Rico y poner por delante a los suyos, que de ahí al descanso pudieron hacer más daño con un disparo de Sorloth y otro de Oyarzabal en una contra.

Tras el descanso, los locales salieron dispuestos a igualar la contienda y lograron encerrar a los visitantes, aunque de nuevo no fueron capaces de crear más peligro que un remate de Kubo en semifallo que se fue fuera cuando Remiro estaba ya en el suelo.

La Real estaba agazapada esperando su opción al contragolpe, pero encontró la sentencia a balón parado. Merino cabeceó sobre el cuerpo de Raíllo, pero la pelota le cayó en los pies y la envió a la red para dejar muy ‘tocado’ al equipo balear que no tuvo argumentos para ni siquiera poner emoción.