Las ‘Guerreras’ buscan revancha ante Hungría para encarrilar su clasificación al Europeo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La selección española femenina de balonmano volverá este miércoles a la acción (18.00 horas) con el primero de sus dos enfrentamientos ante Hungría en la fase de clasificación para el Campeonato de Europa de finales de este año y en busca de tomarse la revancha para encauzar su billete al torneo.

Después de quedarse a las puertas del podio en el Mundial de España, donde finalizaron en el cuarto puesto, las ‘Guerreras’ intentarán seguir manteniendo el nivel ante su principal rival de grupo, al que espera batir en esta primera confrontación en el Tatabanya Multifunkcionális Sportcsarnok y la que tendrán el fin de semana próximo en Santander.

Las dos selecciones empezaron esta fase de clasificación con sendos triunfos, ante Eslovaquia (33-28) y ante Portugal (22-23) en el caso de las españolas que querrán sacarse la espina que el combinado húngaro clavó en la última vez que se vieron las caras. Fue en los Juegos Olímpicos de Tokio y entonces la inesperada derrota por 29-25 supuso el principio del fin de las ‘Guerreras’ de pasar a los cuartos de final del torneo.

Con esas ganas de resarcirse y con un bloque ya más asentado en el trabajo de José Ignacio Prades, ausente por una reciente intervención quirúrgica y cuyo puesto lo ocupará Imanol Álvarez, España intentará salir airosa de una siempre complicada salida a domicilio a donde acude con la principal novedad respecto al Mundial de la joven Clara Gascó, que podría debutar.

Las bajas más sensibles con las de la extremo Carmen Martín y las jugadoras de primera línea Shandy Barbosa y Almudena Rodríguez, mientras que retorna una ‘veterana’ como Lara González, que se perdió el Mundial a última hora por lesión. Otras dos mundialistas como Kaba Gassama y Carmen Campos se han caído a última hora por lesión y sustituidas por Lysa Tchaptchet y Laura Hernández.

IMANOL ÁLVAREZ: «MANTENER EL MISMO ESPÍRITU DEL MUNDIAL»

«Veo muy bien al grupo, con gente joven y muchas ganas. El objetivo es mantener el mismo espíritu con el que acabamos el Mundial, volver a vivir esos momentos y a sentirnos bien como equipo. Somos conscientes de que la prueba no va a ser fácil porque enfrente tenemos a un gran equipo como Hungría y más en su campo. Venimos con mucha ilusión, sabiendo de la importancia del partido y los puntos que hay en juego. Esperamos ser capaces de plantar cara y, por qué no, sacar el partido adelante», admitió Imanol Álvarez en declaraciones facilitadas por la RFEBM.

El técnico pidió «pensar sólo» en este primer duelo porque ya habrá tiempo en centrarse en el del sábado en Santander. «Es muy importante ganar porque hacerlo aquí, en Hungría, sería dar un paso de gigante en la clasificación y las jugadoras están mentalizadas en ello», subrayó.

Para Álvarez, será clave «hacer una buena defensa, parar su capacidad ofensiva y ser capaces de correr hacia delante y hacia atrás». «Sobre todo, el repliegue para llegar a defender en posicional va a ser clave porque es un equipo que ya en categoría junior nos ha castigado mucho con sus contraataques y contragoles», opinó.

«Confiamos en que con la calidad de las jugadoras que tenemos vamos a conseguir hacerlas daño. Lo más importante, insisto, es mantener un alto nivel defensivo», sentenció el seleccionador nacional.

Por su parte, la pivote Lysa Tchaptchet también incidió en que «la clave está en la defensa». «Si defendemos y corremos, el partido puede ser nuestro. También será muy importante afinar la puntería de cara a puerta», advirtió.

La jugadora del Vipers noruego reconoció su ilusión por esta convocatoria. «Es una alegría enorme que sigan contando conmigo. Intentaré ayudar y apoyar al equipo lo máximo posible en todo lo que pueda. Es un partido clasificatorio muy importante contra una gran selección como es Hungría y son dos partidos en los que nos queremos llevar los cuatro puntos. Afronto esta nueva oportunidad con muchísimas ganas», remarcó Tchaptchet.