Kepa vive una pesadilla y el Liverpool gana la Copa de la Liga

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El meta español del Chelsea Kepa Arrizabalaga falló el penalti que dio el título de la Copa de la Liga al Liverpool, este domingo en Wembley, una tanda (10-11) para la que entró al campo con la pesadilla de ser protagonista por fallar un lanzamiento y no por pararlos.

La final en Londres tuvo de todo, varios goles anulados y acciones importantes de ambos porteros. Mendy de hecho hizo una final de escándalo para el Chelsea, pero Thomas Tuchel optó una vez más por meter al español en el último minuto de la prórroga. Hasta ahí llegó de manera milagrosa el 0-0.

Mendy, parando de dos en dos, evitó los goles de Mané, mientras que los ‘blues’ tuvieron sus ocasiones en fuertes salidas a la contra con Havertz y Mount. Matip logró romper la igualada en el inicio de la segunda parte, pero lo anuló un fuera de juego de Van Dijk que solo el VAR podía ver. El meta campeón de África se tuvo que hacer grande pero en la prórroga fue el Chelsea quien vio anularse dos goles, de Havertz y Lukaku, por fuera de juego.

Kepa entró para dar la razón a las estadísticas de Tuchel de que para más penales pero la tanda fue perfecta, nadie falló, ni el meta ‘red’ Kelleher. El portero español mandó su penalti a las nubes y el Liverpool ganó su novena Copa de la Liga, por las ocho de un City que había ganado las cuatro anteriores.