El Sevilla se venga en ‘El Gran Derbi’ y Yeremy Pino destroza al Espanyol

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Sevilla sigue en pie en la lucha por el título de LaLiga Santander después de doblegar, con goles de Rakitic y Munir, al Real Betis en ‘El Gran Derbi’ (2-1), en una vigésima sexta jornada en la que un ‘póquer’ de Yeremy Pino ante el Espanyol (5-1) permite al Villarreal defender su posición europea.

Los de Julen Lopetegui (54), que se afianzan en la segunda plaza a seis puntos del líder Real Madrid, ‘vengaron’ su dolorosa eliminación copera ante los verdiblancos en un duelo que dominaron de principio a fin y en el que ‘Tecatito’ Corona volvió loca a la zaga visitante.

Fue precisamente en un espectacular autopase del mexicano donde nació la jugada del primer tanto, en la que sirvió para En-Nesyri y en la que Claudio Bravo cometió penalti sobre el marroquí; el croata Ivan Rakitic se plantó ante los once metros y no falló (min.24).

A cinco minutos del descanso, Munir, que había entrado poco antes en sustitución del lesionado ‘Papu’ Gómez, sacó provecho de un buen pase de Bono desde su área y consiguió batir al portero bético con un remate cruzado (min.40).

El guardameta sevillista se desperezó en la segunda mitad para desbaratar un disparo a la escuadra de Tello que pudo apretar las cosas, pero apenas pasó apuros en un periodo en el que los de Manuel Pelligrini, a pesar de llegar al área rival, no conseguían definir con éxito. A pesar de todo, Sergio Canales, en el 94, recortó distancias con un golazo de falta, aunque la reacción se apagó ahí.

Con ello, el Betis continúa tercero con 46 unidades, a ocho de su eterno rival, y centra ya su pensamiento en el encuentro de vuelta de semifinales de Copa ante el Rayo, donde tratará de hacer buena su ventaja de la ida en Vallecas (1-2).

En el partido que abrió la jornada dominical en el Estadio de la Cerámica, el Villarreal no acusó el cansancio de jugar entre semana ante la Juventus -1-1 en la ida de octavos- y no dio opción al RCD Espanyol (5-1), que sufrió la actuación estelar un Yeremy Pino que anotó cuatro de los goles del conjunto castellonense.

El centrocampista canario, una de las novedades en el once respecto al duelo ante los italianos junto a Serge Aurier, Pervis Estupiñán y Manu Trigueros, tardó apenas un cuarto de hora en inaugurar la cuenta al rematar de cabeza un gran centro de Pervis Estupiñán.

Solo siete minutos después, incrementó la renta del ‘Submarino Amarillo’ con un disparo raso, y justo antes del descanso anotó el tercero al recoger un rechace de Diego López a disparo de Capoue. Ya en el 53, cerró su ‘póquer’ para convertirse en el único jugador de la historia del Villarreal en marcar cuatro goles en un único encuentro en LaLiga.

En el minuto 65, Bare recortó distancias, pero Boulaye Dia, en el 86, puso el 5-1 definitivo. De esta manera, los de Unai Emery (42) ascienden momentáneamente a la quinta posición con los mismos puntos que el FC Barcelona, mientras que el cuadro perico enlaza siete jornadas sin vencer.