Honda espera «salir del caparazón» con una RC213V 2022 «totalmente distinta»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El Repsol Honda Team 2022 de MotoGP pretende salir de la zona de confort que no ha dado demasiado buen rendimiento en los dos últimos años, por el tipo y prestaciones de la moto y lesiones de su piloto estrella Marc Márquez, y de cara a este nueve Mundial apuesta por una RC213V «totalmente distinta» con la que ir, con un Márquez recuperado, a por el título perdido.

El equipo japonés presentó este martes los nuevos colores y diseño de la totalmente reformulada Honda RC213V 2022. Una moto con nuevo chasis, una nueva electrónica y un nuevo motor que pretenden cumplir con las demandas de sus pilotos, que de nuevo serán Marc Márquez (ya recuperado de la diplopía y de su lesión de húmero y hombro) y Pol Espargaró.

Un optimismo que transpira el director de HRC, el nipón Tetsuhiro Kuwata. «Creo que es el mayor cambio que hemos visto en el periodo regulador actual. El concepto de la moto de 2022 es el de ‘break out of our shell’ (‘salir del caparazón’) para mejorar actuaciones, por lo que toda la moto es totalmente diferente a la de los últimos dos años», explicó sobre la nueva montura del equipo Repsol Honda.

El ‘team manager’ del equipo, el español Alberto Puig, cree que con esta moto deben apostar sí o sí por el título de campeones, que no logran desde 2019. «Los dos últimos años han sido difíciles, pero creo que la vida se trata de retos, ¿no? Y aunque hemos tenido problemas reales, hemos logrado como equipo y como grupo superarlos», aseguró en la presentación del equipo, virtual por restricciones sanitarias.

«Trabajar con Marc es muy fácil, incluso en estas dos temporadas que han sido complicadas. Ahora estamos con él de vuelta, sabemos que no será un camino fácil pero estamos aquí para encontrar la senda al triunfo y para ganar», manifestó Puig.

La sensación esperada para este invierno era ver si Marc iba a estar listo y, con el de Cervera ya recuperado y presente en el test de Sepang (Malasia) y en el próximo entrenamiento oficial en Indonesia, se cumplieron los pronósticos. «Es muy importante tener a ambos, a Marc y a Pol, para probar lo que ha hecho Honda este invierno», recalcó.

Además, el ‘team manager’ cree que un Márquez sin su lesión de húmero y varias operaciones y sin la diploplía que le afectó al final del pasado Mundial 2021, habría añadido dos títulos más a los 6 que tiene en MotoGP. «Su carrera en Honda ha sido tremendamente exitosa, aunque en estos dos últimos años se ha congelado por sus lesiones. Sé que trabajo en Honda, pero creo que sin estos problemas en el hombro habría ganado estos dos Mundiales», apuntó.

En cuanto a Pol Espargaró, Alberto Puig espera que luche por victorias y podios. «Es rápido y tiene experiencia, no es un chaval. Así que su trabajo es correr y competir por los puestos cabeceros. El año pasado encontró una situación difícil y distinta, le costó entender la moto. Pero mejoró y ha tenido un buen invierno, está motivado y esperamos que esté luchando por buenas posiciones. Es lo que esperamos de él y por lo que se le contrató», aseguró.

Por su lado, el ingeniero de carreras y jefe de mecánicos de Marc Márquez, Santi Hernández, reconoció que no les será nuevo afrontar el Mundial sin poder tener a Marc a tope físicamente. «No es nuevo para nosotros. Empezaremos mejor que el año pasado, con una pretemporada normal. Marc no estará al cien por cien, pero la mentalidad es trabajar normal como si lo estuviera. Y llegar a las primeras carreras en las mejores condiciones», valoró.

Y el propio Marc Márquez aseguró que su objetivo para este 2022 es «luchar por el campeonato». «El año pasado fue una situación especial, este invierno también fue crítico pero todo el mundo, desde los doctores hasta mi entorno, me ayudaron a llegar a estos ‘tests’ y con los consejos todo fue perfecto. Así que lucharé por el Mundial 2022», manifestó.

En 2022 celebra además toda una década en MotoGP y en el equipo. «El tiempo pasa muy rápido, diez campañas en MotoGP y en el Repsol Honda es un sueño, que no pasaba ni en mis mejores sueños. Es algo especial y quiero disfrutarlo. Sé que intentaremos ganar el título para celebrarlo bien», se sinceró.

Por su parte, Pol Espargaró también señaló que espera protagonizar un 2022 mejor que el 2021. «La nueva moto espero que me beneficie, sí. Tengo un estilo de pilotaje basado en el agarre trasero y es donde la anterior moto sufría y a partir de lo que se ha diseñado la nueva moto. Todos los pilotos nos quejábamos de ello y Honda ha hecho un buen trabajo. Han dado con la tecla de los problemas del pasado, y el paquete de inicio es muy bueno», celebró.