Ray Zapata: «Una medalla olímpica no es para todo el mundo, me preparé en todos los ámbitos»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El gimnasta español y medalla de plata en suelo en Tokio 2020, Ray Zapata, señala que fue en la preparación para los últimos Juegos cuando comprendió que debía trabajar el aspecto mental para estar preparado «en todos lo ámbitos», porque una medalla olímpica «no es para todo el mundo», al mismo tiempo que confiesa que entrenará para que el oro en París 2024 «se haga realidad».

«Me di cuenta de que la psicología es importante en la preparación de los Juegos de Tokio. Para conseguir una medalla olímpica tenía que estar preparado en todos los ámbitos. Tener la cabeza bien, descansar bien, alimentarme bien, en todos los ámbitos, hasta que mi perro esté perfecto. Una medalla olímpica no es para todo el mundo, llegar ahí y no conseguirlo, pues bueno. Gracias a todo ese orden pude conseguir el resultado», relató Zapata a Europa Press antes del estreno de ‘Somos Únicxs: la caras del bullying’ de Fundación ColaCao.

Zapata es uno de los protagonistas del documental, en el que narra como su diferente color de piel le impidió «encajar» en su colegio. «Por tener un color diferente de piel cuesta más, además no me gustaba el fútbol. Intentaba empezar algún deporte, en este caso la gimnasia, pero yo pensaba que era solo de chicas. Pero fui a una exhibición y había chicos haciendo mortales y me quedé ‘flipado’. Me apunté, pero en el colegio no era aceptado, porque llevaba maillot, no el chándal de fútbol», expresa.

«Pero por suerte, y poco a poco, fui creando mi círculo con la gimnasia. También practicábamos ballet y no me sentía ni mejor ni peor, no quiere decir que porque tu lleves maillot seas homosexual. A día de hoy todo es muy normalizado, toda esa gente que se reía de mí es quien a día de hoy me aplaude. De todo eso se puede salir hablando con las personas adecuadas», sostuvo el gimnasta.

Así, considera que el aspecto psicológico es «muy importante» para crear esa fortaleza necesaria en este tipo de situaciones. «Tienes que eliminar de tu vida el círculo que te está machacando y centrarte en las personas que te están apoyando e impulsando. Claro que hacen falta psicólogos, es un refuerzo muy positivo», afirmó.

Consolidado como referente del deporte español tras los Juegos de Tokio, Ray Zapata ironiza con que se considera «disciplinado, a medias». «Porque hago lo que me da la gana», bromea. «Soy constante, inconformista y perfeccionista», se calificó el lanzaroteño de origen dominicano.

«VOY A TRABAJAR PARA QUE EL ORO EN PARÍS 2024 SEA UNA REALIDAD»

Y es que Zapata reconoce que de pequeño tuvo dificultades técnicas que tuve suplir adaptándose y fortaleciendo sus virtudes. «Obviamente no vale sólo con tener talento, hay que tener una base muy buena, y si no la tienes pues la entrenas. Yo no sé hacer el pino técnicamente, pero lo he suplido poniéndome los brazos como un toro. No puedes quitar la oportunidad a una persona que puede llegar hasta aquí por no tener base. Muchos catedráticos dicen que el niño no vale y al final el niño consigue una medalla olímpica», reivindicó.

Finalmente, el subcampeón olímpico recuerda con orgullo la consecución de la plata en Tokio. «En el mes de los Juegos viví los tres mejores momentos de mi vida. Nació mi hija, le dediqué el elemento nuevo y después la medalla olímpica, estaba más feliz que una perdiz. Pero soy inconformista y quiero mejorar eso, quiero que mi hija me vea desde la grada en unos Juegos, y no quiero hacer un elemento más, quiero hacer tres elementos nuevos», augura.

«Ojalá pueda ganar una medalla de oro en París en el 2024, me prepararé en todos los ámbitos para conseguirla porque yo lo veo como un sueño bastante real y voy a trabajar para que se haga realidad», sentenció.