El Betis un ciclón en Anoeta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Real Betis superó (0-4) este jueves a la Real Sociedad para acceder a semifinales de la Copa del Rey, triunfador en el Reale Arena con gran pegada en un doblete de Juanmi y los tantos finales de Willian José y Aitor Ruibal, mientras el cuadro local no aprovechó las buenas ocasiones de gol que también tuvo.

Los de Manuel Pellegrini dejaron otro golpe en la mesa, esta vez en el torneo del K.O, para ser un equipo muy a tener en cuenta. No baja el ritmo ni el nivel el cuadro bético, tercero en LaLiga Santander, capaz de ganar con autoridad en San Sebastián.

El duelo era un tú a tú a priori entre dos equipos alegres en su juego y en buen momento, pero el Betis demostró que necesita mucho menos que la Real para ver puerta. Juanmi, ex de los vascos, puso los goles, uno en cada mitad, que decantaron la balanza para una nueva semifinal copera de los béticos, como la de 2019.

Desde el inicio, el Betis saltó con buenas intenciones, apretando a una Real no tan entonada, a pesar de sus ganas de seguir entre los mejores en la Copa 2020 ganada, igual que Anoeta. No era el ambiente que engulló al Atlético y a los 12 minutos cayó el primer zarpazo visitante. Una gran jugada de Carvalho, que pudo hacer pared con Fekir en el área, para dar el balón a un Juanmi sin marca.

En la presión y el robo también estuvo mejor el Betis. La Real reaccionó con Oyarzabal tirando del carro y con un balón al palo de Le Normand. El internacional español también fue protagonista de un polémico gol anulado a Januzaj, por un dedo visto en el VAR y con unas imágenes en la retransmisión que alimentaron las dudas.

Con todo, antes del descanso Fekir tuvo el 0-2 que salvó Remiro. En la reanudación, la Real retomó su dominio, se quedó el balón y las ocasiones, pero topó con Rui Silva. El meta visitante hizo dos tremendas intervenciones seguidas, ante Isak y un mal despeje de Bartra, pero el Betis volvió a encontrar caminos ofensivos.

Así, Álex Moreno, bien visto por Canales, ganó su banda para dar el pase de gol de nuevo a un Juanmi letal (0-2). Con media hora por delante, la Real sufrió ya el golpe y no volvió a tener ese arreón de la reanudación. Los huecos que fue dejando los castigó el Betis, con Willian José de penalti y Aitor Ruibal, para endosar a los de Imanol Alguacil otro 4-0 como el de hace dos meses en Liga.