ÚLTIMA HORA

Marc Márquez: «Ya queda menos para empezar y disfrutar»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El piloto de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) celebró que quede menos para «empezar y disfrutar» de nuevo sobre una MotoGP, cuando tras superar el episodio de diplopía que le apartó del final del último Mundial pueda subirse a la nueva Honda en los tests oficiales de pretemporada en el circuito de Sepang (Malasia).

«Estoy deseando llegar al calor de Malasia, porque odio el frío, así que no veo el momento de ir y poder volver a la rutina como deportista. Tengo muchas ganas de subirme encima de la MotoGP; solo de pensar en este momento se me pone la piel de gallina. Por suerte ya queda menos para empezar y disfrutar», escribió en su blog de ‘Box Repsol’.

Márquez, que publicó una fotografía en el aeropuerto antes de ir a Malasia, aseguró que los tests de Sepang le servirán para ver cómo está físicamente y, sobre todo, ver cómo está su brazo respecto al año pasado, marcado por ese regreso tras su lesión de húmero y varias intervenciones. «También servirá para ver el trabajo que ha hecho HRC con la nueva moto y ver dónde estamos», auguró.

Un buen momento que llega tras unos últimos meses en los que no pudo entrenar «como es debido». «Cuando a mediados de enero el doctor Sánchez me dio el visto bueno para poder subirme encima de una moto, enseguida intensifiqué los entrenamientos para poder llegar a los tests de pretemporada de la mejor forma posible», manifestó.

«Se resumiría en que ha vuelto a ser otro invierno difícil. Por momentos no sabía cuándo podría volver a competir o si podría volver a hacerlo al reproducirse la lesión de la diplopía. Han sido unos meses realmente difíciles, con la visión doble es complicado hacer vida normal y necesitaba estar en casa, quieto, así que fue bastante incómodo», reconoció el de Cervera.

De todos modos, ya recuperado de esa visión doble, se mostró contento de poder volver. «Estoy muy agradecido a los doctores y ‘fisios’ que me han tratado, y a toda mi familia y equipo que me han ayudado en estos momentos tan difíciles. Entre todos han hecho posible que llegue en buenas condiciones a la pretemporada de MotoGP», celebró.