Los ‘Hispanos’ ceden su trono ante Suecia en la final del Europeo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La selección española masculina de balonmano cedió de manera cruel su trono continental al caer (27-26) este domingo ante Suecia en la final del Europeo 2022 celebrada en Budapest, con un gol de penalti de Niclas Ekberg con el tiempo cumplido.

Los ‘Hispanos’ sufrieron en el segundo tiempo pero lograron igualar la final y tener la posesión para lograr su tercer oro consecutivo. No acertó el equipo de Jordi Ribera y le quedaron 20 segundos a Suecia en los que sacó esa pena máxima decisiva.

La vigente doble campeona encaró los cinco últimos minutos dos goles abajo y con una mala sensación desde hacía un tiempo. Suecia, a remolque muchos minutos, tomó el mando en el segundo tiempo, mejor a ambos lados de la pista. Los de Ribera sacaron una defensa numantina para hacer dudar a su rival y darse la opción del oro.

Para bien y para mal, Cañellas estuvo en todas las acciones, en una de las pérdidas de ese mal momento español, con el empate 26-26 y en el ataque que no supo aprovechar la campeona para sumar su tercer oro seguido e igualar lo que precisamente solo había hecho Suecia entre 1998 y 2002. El juego pasivo llegó antes de lo que esperaban los ‘Hispanos’ y el ataque decisivo quedó en nada.

Suecia pidió su tiempo muerto y armó su respuesta con 19 segundos, más de que sobra para plantarse en el área rival y forzar el siete metros, también con Cañellas en el contacto señalado. Gonzalo Pérez de Vargas, que paró un penalti a Rusia con el tiempo cumplido, no obró esta vez el milagro mayúsculo, y el oro europeo fue para Suecia, 20 años después. La plata, para una España que, como ya es habitual en la última década, compitió al máximo.

Como hace dos semanas, en solo el segundo asalto del torneo, Suecia volvió a empezar mejor, gracias a su rápida transición hacia la portería española una vez recuperado el balón o en el saque de centro. Los de Ribera estaban avisados y, al igual que el otro día, poco tardó la zaga ‘hispana’ en ajustar ese problema.

El otro fue Andreas Palicka y sus paradas. El meta rival rindió a un alto nivel en los primeros minutos y permitió las rentas amarillas (3-1) mientras España buscaba su sitio en la final. Jim Gottfridsson, MVP del torneo, quiso hundir el muro rojo, pero detrás de él fue poco a poco emergiendo Rodrigo Corrales.

Le tocó esta vez de inicio al meta gallego y sus paradas igualaron la importante lucha de porterías. Con el tema defensivo ya más controlado, el equipo de Ribera comenzó a entonarse en ataque, con balones a Adrià Figueras en el pivote y también otro par de goles seguidos de Ian Tarrafeta.

ESPAÑA SABE SUFRIR PERO SE QUEDA EN LA PLATA

No fue tarea fácil, aún a remolque camino al descanso, pero bajo la dirección de Cañellas y los tantos también de Ángel Fernández, quien ya castigó bien a los suecos en la primera fase, España le dio la vuelta al marcador (12-13). Suecia llegó atascada al segundo tiempo, siete minutos sin anotar, pero volvió al intercambio.

La final se reanudó con ritmo trepidante, más ataque que defensa, Bergendahl y Tarrafeta dando ese goteo de goles. Las exclusiones complicaron más a los ‘Hispanos’, dos seguidas para Peciña con el riesgo de perder a un defensor central. Obligados a vaciar la portería, los de Ribera perdieron el mando del encuentro (20-19).

El cuadro escandinavo tuvo varias opciones de irse un par de goles arriba y lo terminó logrando con Palicka y los extremos a buen rendimiento. España se atascó incluso en superioridad, pero supo sufrir, ya con Gonzalo en el 40×20, para volver a tiempo a la final. Los ‘Hispanos’ defendieron su trono, sin escapar a esa delgada línea que tantas veces en el deporte separa la victoria de la derrota.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: SUECIA, 27 – ESPAÑA, 26. (12-13, al descanso).

–EQUIPOS.

SUECIA: Johanesson (P), Palicka (P) (1), Thulin (P); Carlsborgard (2), Mellegard, Darj (1), Ekberg (5), D.Petterson (2), F.Petterson, Pellas, Wanne (4), Claar (2), Lagergren (1), Gottfridsson (3), Bergendahl (5), Chrintz (1), Sandell, Johansson, Wallinius y Moller.

ESPAÑA: Pérez de Vargas (P), Corrales (P), Hernández (P); Gurbindo, Peciña, Maqueda (1), Fernández (4), Solé, Figueras (6), Cañellas (1), Casado (1), Sarmiento, García, Gómez (6), Ariño, Guardiola (2), Tarrafeta (5), Sánchez-Migallón, Márquez, Sarmiento y Odriozola.

–PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 2-0, 4-3, 6-6, 9-7, 11-10, 12-13 –descanso–, 15-16, 18-18, 21-21, 23-22, 26-24, 27-26.

–ÁRBITROS: Schulze (ALE) y Tonnies (ALE). Excluyeron dos minutos a Carlsborgard, Darj y Claar por parte de Suecia. Y a Peciña (2), Gómez y Sánchez-Migallón en España.

–PABELLÓN: MVM Dome de Budapes, 14.238 espectadores.