Nadal: «Shapovalov se equivoca, las reglas son iguales para todos»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El tenista español Rafa Nadal ha asegurado que estar en semifinales del Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada, es «un regalo de la vida», sobre todo tras los contratiempos que ha superado en los últimos meses, y ha afirmado que el canadiense Denis Shapovalov «se equivoca» al pensar que tiene un trato de favor por parte de los jueces de silla.

«Hace dos meses no sabíamos si podríamos volver a estar en el circuito y aquí estoy. Para mí es un regalo de la vida que esté jugando al tenis otra vez», declaró tras su victoria ante el canadiense Denis Shapovalov (6-3, 6-4, 4-6, 3-6, 6-3), que denunció un supuesto trato preferencial hacia Nadal.

El balear solicitó un ‘toilet break’ tras sentirse indispuesto, algo que enervó al norteamericano, que llamó «corrupto» al juez de silla. «He tenido un golpe de calor en toda regla, se me ha cerrado el estómago, me sentía un poco mareado. No tenía buenas sensaciones corporales ni de respiración. Creo que estaba siendo mejor que él tenísticamente hablando», apuntó.

Además, lamentó que Shapovalov considere que ha tenido un trato preferente. «Pienso que se equivoca. Es lógico que después de un partido así cada uno tenga sus frustraciones. Le tengo un gran cariño a Denis, es un buen chico y con talento para ganar varios ‘Grand Slams’. En ningún caso voy a entrar en una polémica. Creo que se equivoca; es joven, y cuando somos jóvenes todos cometemos errores y nos sentimos frustrados. Cuando pasen las horas se dará cuenta de que se ha equivocado. Las reglas en pista son iguales para todos», apuntó.

«Hay un supervisor, un juez de silla que aplica las normas. Los jueces de silla tienen cada vez menos margen para influir. Hay un cronómetro, tenemos un tiempo limitado para ir al baño, nos lo van cantando. Creo que no hay que darle más importancia, se dará cuenta de que se ha equivocado», concluyó.