María Quintanal pide que las elecciones de la RFEDETO se produzcan «sin trabas ni métodos mafiosos»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La candidata a la presidencia de la Real Federación de Tiro Olímpico (RFEDETO) y medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, María Quintanal, ha lamentado la «falta de respeto» del actual presidente del organismo, Miguel Francés, «a las normas democráticas y deportivas» y ha solicitado poder tener una elecciones «sin trabas ni métodos mafiosos», además de pedir «transparencia y deportividad» para el proceso.

«Desde su nombramiento, el actual presidente de la Real Federación de Tiro Olímpico ha venido cometiendo una serie de tropelías sin ningún pudor, pero es ahora con el proceso electoral abierto cuando él y quienes le apoyan ya no disimulan su falta de respeto a unas mínimas normas democráticas o deportivas y menos aún a los propios estatutos federativos», señaló en un comunicado, en el que afirmó que Francés actúa como si la federación fuese su «cortijo».

En noviembre, Quintanal recurría el acuerdo de la Comisión Gestora de la RFEDETO de convocatoria de elecciones, que debieron celebrarse en 2020, y el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) le daba la razón. «Quiero para mi deporte transparencia, deportividad y que tengamos limpiamente la oportunidad de luchar por la presidencia sin trabas y métodos mafiosos», apuntó.

Quintanal señaló que el actual presidente desde 2017 mintió y «reconoció que había mentido para obtener ventaja entre los electores» al afirmar que su predecesor en el cargo, Rodrigo de Mesa, malversaba dinero y que había generado una deuda de cinco millones de euros.

«Miguel Francés ha estado en el cargo mucho tiempo siendo presidente de la Federación Territorial de Asturias, algo que es incompatible, y tiene en su junta directiva y como mano derecha a Luciano Porta, dueño de Chano Shooting, el mayor proveedor de munición, trajes y armas de la RFEDETO, ambas situaciones expresamente prohibidas por los estatutos», añadió.

También le acusó de «desmantelar el CEAR de Tiro Olímpico de Granada», primero «con la contratación de un presunto acosador y después regalando el material allí existente a los que le apoyaron clubes o presidentes de territoriales que le apoyaron», y afirmó que, a excepción del oro de Fátima Gálvez y Alberto Fernández en Tokio, los tiradores no están pudiendo acudir a citas internacionales como la Copa del Mundo, lo que ha provocado que se pierdan «grandes valores como Sonia Franquet o Pablo Carrera».

Por ello, Quintanal asegura que, si sale elegida presidenta, tratará de «revertir» esta situación y «modernizar la institución» para recuperar «el esplendor» y volver a ser «una de las federaciones deportivas más laureadas del país».

Además, recalcó que la RFEDETO es la única federación que no ha resuelto el proceso electoral que se tenía que haber celebrado en el 2020, «primero retrasándolas por la COVID incumpliendo las directivas del CSD y ahora por las incontables trabas disuasorias puestas en marcha por la junta gestora para que los candidatos nos aburramos».

También denunció el «incumplimiento del porcentaje mínimo que garantiza la representación de los deportistas de alto nivel y los técnicos que los entrenan», la «falta de referencia al porcentaje de representación de los clubes», la «inaccesibilidad al censo electoral», la «falta de la distribución de los miembros de la asamblea», no contener «de forma individualizada el sistema de voto por correo» o «fijar la mesa electoral en Mollet del Vallès en vez de en Madrid, sede de la RFEDETO».

«Por suerte, todas y otras actuaciones han sido recurridas al TAD, que nos ha dado la razón y han sido retrocedidas. No queriendo darse por aludidos y a pesar de ser Junta Gestora han cambiado los calendarios deportivos aprobados por la asamblea con el ánimo de ocultar que acaban de reorganizar la estructura federativa despidiendo a la gerente, al director técnico de plato y de precisión y a la entrenadora de la Blume, todo ello sin previo aviso y sin dejarles ni entrar en la sede federativa para recoger sus pertenencias», subrayó, afirmando que tras ello «el presidente asume el cargo de gerente y un tirador en activo asume el papel de director técnico».