Paula Badosa se clasifica para octavos en Melbourne y se queda sola tras el adiós de Nuria Parrizas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Paula Badosa se quedó como única representante española en el cuadro femenino del Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada, después de su trabajada victoria de este viernes ante en la tercera ronda ante la ucraniana Marta Kostyuk por 6-2, 5-7, 6-4 y la derrota de Nuria Parrizas ante la estadounidense Jessica Pegula por 7-6(3), 6-2.

La catalana ya está entre las 16 mejores del ‘grande’ oceánico después de encadenar su octavo triunfo consecutivo, este mucho más sufrido que los dos anteriores por la resistencia de su joven rival, con la que también tiene una buena relación fuera de la pista.

La número seis del mundo tuvo que lidiar con la tenista de 19 años durante casi dos horas y media, pero finalmente su experiencia le ayudó a sacar el partido adelante, aunque también tuvo buenas opciones de haberse evitado el tercer y definitivo parcial cuando tuvo ‘break’ de ventaja.

Fue un duelo de dos jugadoras muy agresivas en sus golpes y donde en ocasiones se impusieron los restos. Badosa firmó 25 ganadores, cinco menos que la ucraniana, pero esta terminó con 49 errores no forzados, por los 42 de la española, que tampoco tuvo su mejor día con el servicio con un total de nueve dobles faltas.

Sin embargo, la octava favorita en Melbourne comenzó bien, sobre todo cuando pudo jugar con primeros. Pese a intercambiar roturas, logró dos ‘breaks’ consecutivos para ponerse con un cómodo 5-1 y cerrar sin problemas la primera manga.

Las cosas comenzaron del mejor modo posible en la segunda. Badosa quebró el servicio de Kostyuk a las primeras de cambio para coger una ventaja que aguantó hasta el octavo juego. Ahí, tuvo 40-15, pero sus errores le dieron finalmente el juego a la ucraniana, que cogió impulso para llevar el partido a un tercer y definitivo al romper y evitar la ‘muerte súbita’.

De todos modos, la española reaccionó rápido, pero le costó aprovechar sus ventajas. Así, no pudo evitar que Kostyuk lograse igualar cada uno de los ‘breaks’ que consiguió al inicio, pero sí el tercero del séptimo juego que ya no desperdició pese a que su rival la apretó hasta el final. Ahora, Badosa tendrá otro examen para estar en cuartos ante la estadounidense Madison Keys.

PARRIZAS SE DESPIDE

Por su parte, Nuria Parrizas no pudo acompañarla a octavos tras caer ante la estadounidense Jessica Pegula, vigesimosprimera cabeza de serie y cuartofinalista el año pasado en este primer ‘Grand Slam’ de la temporada.

La jugadora granadina, que estaba por primera en la tercera ronda de un ‘grande’, cayó por 7-6(3), 6-2 en un partido donde casi siempre fue a remolque de su rival y donde sus mejores opciones estuvieron en el primer set, donde fue capaz de recuperar dos roturas y de alcanzar el ‘tie-break’.