La falta de viento hace estragos en la segunda jornada de la 45ª Christmas Race

La falta de viento complicó y mucho la segunda jornada de regatas en la 45ª Christmas Race, prueba internacional que se disputa hasta el próximo miércoles en aguas de Palamós, y todas las clases mantienen sus líderes excepto en 470 Mixto, la única que pudo competir.

El potente anticiclón situado sobre la Costa Brava está provocando muchas complicaciones para la navegación y esta segunda fue más complicada si cabe que la jornada inaugural. Hasta las 12 del mediodía no se mandó la flota al agua y no fue hasta tres horas más tarde que se dieron las salidas en todas las clases, pero sólo los 470 mixtos pudieron terminar.

No así los 420 que salieron después pero el viento acabó cayendo. Mientras los ILCA, que lo hacían en el área Bravo, situada frente al Faro de Palamós, tuvieron menos presión y aunque también empezaron sus pruebas, el viento tampoco sopló con la suficiente intensidad, con lo que el Comité no tuvo otra opción que anular.

La clase 470 Mixto, con la prueba disputada hoy y las tres del domingo, es la que va más avanzada en la competición con cuatro mangas disputadas, con lo que la flota ya descarta su peor resultado. Las tripulaciones italianas dominan el podio con dos equipos empatados a cinco puntos, el de la doble subcampeona mundial juvenil Benedetta Di Salle con Francesco Padovani y la del triple campeón del mundo de Optimist Marco Gradoni con Alessandra Dubini.

Los actuales campeones de España, María Bover (RCN Palma) y Pablo García (RCN Gran Canaria) han escalado de la séptima a la quinta posición después de poder descartar el fuera de línea con bandera negra (UFD) de la tercera manga, hoy la tripulación balear-canaria ha realizado un décimo tercer puesto en la única prueba celebrada. La cuarta plaza entre españoles e italianos la ocupan los actuales campeones de Europa, los israelíes Nitai Hasson y Saar Tamir, que están a dos puntos del podio.