Txema Olazabal liderará un proyecto de excelencia en el golf vasco de Baque Team y la Federación Vasca

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El golfista Txema Olazabal, ganador de dos Masters de Augusta y cinco Ryder Cup (cuatro como jugador y una como capitán en el denominado milagro de Medinah), liderará un proyecto de excelencia en el golf vasco puesto en marcha por la Fundación Basque Team y la Federación Vasca de este deporte.

En rueda de prensa en San Sebastián, Olazabal, acompañado del consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, del director de Actividad Física y Deporte, Jon Redondo, de la coordinadora de Basque Team, Olatz Legarza, del presidente de la Federación Vasca de Golf, Vicente Aurelio Sainz, y del presidente del club de golf de Basozabal, Iñigo Manso, han presentado esta iniciativa «de alto nivel» que tendrá como objetivo «dar un empujón a los golfistas vascos que destacan, con un formato de equipo o academia».

El equipo ofrecerá a los jugadores ayuda en la planificación, asistencia técnica y preparación física, ya que su objetivo «no es subvencionarles con ayudas económicas directas, sino ayudarles a desarrollarse como jugadores profesionales para llegar a los principales circuitos y a los Juegos Olímpicos», ha explicado el consejero.

Tendrá en cuenta a deportistas de tres niveles: jugadores profesionales que ya están estabilizados en los principales circuitos internacionales; jugadores profesionales que acceden y promocionan a dichos circuitos; y, por último, jugadores ‘amateurs’ que, estando en centros de alto rendimiento o en equipos de universidades de Estados Unidos, se encuentran en tránsito para dar el salto a profesionales.

En el caso de las mujeres, actualmente no hay ninguna compitiendo en profesionales y por ello se hará «un esfuerzo especial con nuestras mejores amateurs de cara a medio plazo», ha indicado.

Se trabajará con un grupo de siete jugadores y jugadoras con vocación de crecer: Javier Sainz Delgado, Borja Martin Torre, Roberto Garagorri Aldeanueva, Joseba Torre Olazabal, María Villanueva Aperribay. Natalia Aseguinolaza Martin y Nieves Martin Torre.

Los jugadores que militan en circuitos internacionales recibirán el asesoramiento de Olazabal en el propio circuito y se sumarán a la dinámica de trabajo diaria cuando la presencia en las competiciones se lo permita.

Los jugadores de segundo nivel se sumergirán en la dinámica de trabajo presencial del día a día. En esas sesiones el grupo estarán acompañados por Olazabal o el técnico que él decida para cada entrenamiento designado.

El programa de trabajo de los jugadores encaminados a ser profesionales será muy distinto, ya que a lo largo del curso dependerán del programa de trabajo de los centros de rendimiento o de las universidades. En este caso los entrenamientos del equipo se organizarán durante las vacaciones de verano e invierno.

En general abordarán la lectura y análisis de las técnicas, estrategias, campos y condiciones de juego del swing y del golpe, las rutinas pre y post-golpe, la mejora de la intensidad del entrenamiento, la organización y mejora del trabajo previo y posterior a la competición, la interpretación de datos y estadísticas, la preparación física adaptada al juego, la preparación física para prevenir lesiones, el análisis y mejora del proceso de fijación y consecución de objetivos, entre otros.

En cuanto a los campos, el proyecto tendrá su sede en Basozabal, campo diseñado por el propio Olazabal. También correrá a cargo de la Federación Vasca canalizar las opciones de jugar y entrenar en los campos del resto de clubes de Euskadi. En el centro Z-1 de Donostia se realizarán análisis de swing y recogida de datos con trackman. La tecnología de última generación permitirá profundizar en el análisis de los datos.

En lo que a recursos humanos se refiere el proyecto contará como profesores con los jugadores profesionales Iñaki Alustiza y Juan Francisco Sarasti y la parcela física correrá a cargo de Maddalen Fuentes. Olazabal será director del centro y también quien desarrolle el puesto de entrenador técnico principal, todo ello «de maqnera altruista». Contará con la inestimable ayuda de Pello Iguarán, golfista profesional y caddie de Francesco Molinari.