ÚLTIMA HORA

España suma seis medallas y se proclama subcampeona del mundo de surf adaptado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La selección española de surf adaptado se proclamó este sábado subcampeona del mundo en la cita que acogió la playa californiana de Pismo Beach después de conseguir un total de seis medallas a nivel individual, dos platas (Carmen López y Sara Almagro), dos bronces (Audrey Pascual y María Martín-Granizo) y dos de cobre (Aitor Francesena y Celia Gramse).

España no pudo defender el histórico título conquistado por equipos en marzo de 2020 en La Jolla (California) ni lograr un oro, pero volvió a demostrar que es una de las potencias de la modalidad y le volvió a poner las cosas complicadas a los Estados Unidos, nuevos campeones del mundo con 12.822 puntos, por los 10.075 del equipo entrenador por Luis Pérez y Lucas García.

Carmen López y Sara Almagro lograron sendas platas en las modalidades de Discapacidad Visual 1 y Prone 2 (deportistas que están en una posición boca abajo en la tabla y necesitan ayuda para remar en las olas).

La surfista asturiana, que llegaba al Mundial tras sufrir una operación en el ojo en mayo que no le había permitido prepararse bien e incluso casi renunciar a participar, no pudo defender su oro del año pasado, pero se colgó una valiosa plata, siendo superada únicamente por la portuguesa Marta Paço. Por su parte, la deportista marbellí, una de las debutantes del equipo, rayó a gran nivel y terminó segunda tras la australiana Jocelyn Neumueller.

Además, también brillaron la madrileña Audrey Pascual y la leonesa María Martín-Granizo, ambas con un bronce. La primera lo hizo en la categoría de Kneel (deportistas que están sentadas o de rodillas), mejorando el cobre (cuarto puesto) de 2020 y muy cerca de la plata de la chilena Noemí Álvarez, y la segunda en Stand 2 (deportistas con una discapacidad en la parte inferior del cuerpo por debajo de la rodilla), subiendo también un escalón en el podio respecto a la pasada edición y quedando por detrás de la costarricense Jimena Ruiz y la brasileño Malu Mendes.

Finalmente, España logró dos medallas de cobre que se dan en estos Mundiales a los que deportistas que finalizan en la cuarta posición gracias a la cántabra Celia Gramse, en la categoría de Discapacidad Visual 2, y al vasco Aitor Francesena que no pido repetir su oro de 2020 en la modalidad de Discapacidad Visual 1.

Además, también compitieron por la selección española Juan Manuel Ramajo (séptimo en Discapacidad Visual 1), Óscar Pérez (sexto en Discapacidad Visual 2), Christian Alonso (séptimo en Prone 1), Ángel Curiel y Ander Goneaga (quinto y décimo en Prone 2), Catalina Pascual (octava Prone 2), Joseba Mercader (sexto en Prone 1), Xabier Ayestarán (décimo en Stand 2), Mireia Cabañes (séptima en Stand 2) y María Díaz (quinta en Kneel)