El Betis mereció mejor suerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Por su parte, el Betis cayó 3-2 frente al Celtic en un partido trepidante en el que pudo pasar de todo. Lo más justo, sin lugar a dudas, hubiese sido el reparto de puntos, pero el tercer gol de los andaluces no terminó de llegar pese a su empeño. Juanmi remató al larguero en el tiempo de descuento y minutos antes Canales tampoco pudo encontrar el fondo de las redes.

La noche comenzó torcida para los de Manuel Pellegrini por culpa de un gol de Stephen Welsh a los tres minutos. La reacción no se hizo esperar y Lainez perdonó el empate al cuato de hora. A los 47 minutos llegó un zapatazo de Paul a la cruceta hasta que Borja Iglesias, con algo de fortuna en un centro de Joaquín, logró la igualada.

El gol dio alas a un Betis que pudo ponerse por delante con una buena triangulación, pero en esa misma jugada acabó encajando el 2-1 tras un desajuste defensivo, obra de Henderson. El 2-2 llegó dos minutos después en un bucle de errores y arrojo atacante. El ‘panda’ aprovechó un gran pase de Canales y definió con maestría a menos de media hora para el final.

Fue entonces cuando el Celtic volvió a golpear, en esta ocasión con un penalti de Edgar a Abada que transformó Tumbull. Los verdiblancos siguieron intentándolo pero no pudieron impedir una derrota que nada cambia en su futuro. El Betis ya estaba clasificado para los dieciseisavos de final como segundo del grupo G.