Pau Gasol: «Ahora tengo que priorizar otras cosas y estar más presente en casa»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Pau Gasol tiene claro que una de sus ideas cuando lanzó el proyecto de la docuserie sobre figura era «capturar y transmitir» todo lo que le supuso «un momento muy duro emocionalmente» como el de la recuperación de la lesión en el pie que le tuvo apartado más de dos años de la canchas y no duda en que, aunque podría haber jugado «un poquito más en condiciones especiales», cree que ha hecho bien porque ahora debe «priorizar otras cosas y estar más presente en casa».

El exjugador español atendió este lunes a varios medios de comunicación con motivo del próximo lanzamiento de ‘Lo importante es el viaje’, su docuserie que emitirá Prime Video a partir del próximo 12 de noviembre, que hace un repaso de la carrera del de Sant Boi en cuatro episodios, con su esfuerzo por recuperarse de su lesión en el pie y poder volver a jugar como núcleo central.

Un producto, del que ha sido uno de sus productores ejecutivos y cuyo resultado final le ha dejado «muy contento» porque cree que han transmitido «mucha humanidad y mucha naturalidad». «Todo empezó con esa lesión en Portland, sabía que iba a ser una etapa complicada sobre todo en mi vida profesional y también iba a ser difícil gestionarlo a nivel emocional, y quería capturarlo y transmitirlo. Hemos querido transmitir como hemos hecho las cosas a nivel familiar y el efecto que tienen en las personas, que es muy difícil de verlo e imaginarlo», comentó Gasol.

En este sentido, se mostró «muy agradecido» por la participación de muchas personas como su entrenador en Los Angeles Lakers, Phil Jackson, grandes rivales como Kevin Garnett y Tony Parker, o excompañeros como Shane Battier, Derek Fisher o Lamar Odom.

«Kevin y Tony me pidieron estar en los suyos y eso me dio el paso para pedirles que participasen en el mío. Ojalá hubiera pedido a más entrenadores y compañeros que transmitiesen su punto de vista, pero me gustó ver a todos porque le da mucha riqueza. Tú también estás en el viaje de los demás y ves como les afectas. Es una participación que me parece significativa y me emociona», añadió.

Uno de los puntos sobre los que gira la docuserie es el duro proceso de recuperarse de su lesión en el pie. En un momento incluso llega a reconocer ante los médicos ante la incertidumbre que estaba siendo una tortura a nivel personal. «Era como lo sentía. Fue muy duro emocionalmente, era darme de cabeza contra una pared y seguir dándome», reconoce.

Los médicos tampoco le daban «mucha confianza» y él seguía haciendo «todo» lo que le decían, pero eso no impidió que se volviese a lesionar a los seis meses. «Me dejé llevar por lo que me decían los especialistas y veía que el hueso no evolucionaba, también estuve muchos meses pinchándome una medicina que no hizo su efecto», relató.

«ESTOY EN CONVERSACIONES CON VARIAS FRANQUICIAS DE LA NBA»

Y ahí su mejor apoyo fueron su mujer Cat, Joaquín Juan, su fisioterapeuta, y su familia. «Fueron los que me ayudaron a pasar ese proceso. También tuve charlas con diferentes ‘coaches’ del mundo del negocio y la empresa que me ayudaron a mantenerme positivo y con perspectiva. Fueron momentos duros de mucha pesadez, de bajones e incluso de una relativa presión. Pero hay que superar los altos y bajos, seguir adelante y tomar perspectiva de las cosas», recalcó.

Otro punto clave de ‘Lo importante es el viaje’ es el aspecto familiar. Los datos dicen que el 85 por ciento de los matrimonios en la NBA se separan y Gasol quería «transmitir la dificultad y la realidad que pasan muchos deportistas y en particular los jugadores de la NBA». «Ese número es muy significativo y es algo que quiero tener muy presente y cuidarlo», admitió.

«Ya estoy involucrado en muchas cosas. Ahora me marcho unos días a Suiza al COI, luego a Los Angeles y voy a estar lejos de la familia. Es algo que debes saber gestionar porque quieres mantenerte muy ocupado y tu familia puede llegar a sufrirlo. Si te dejas llevar tras la retirada, la familia es la primera que sufre, eso es un recordatorio para mí mismo», afirmó el ganador de dos anillos de la NBA.

Ahora, está «en conversaciones con diferentes franquicias para ver cómo seria una posible relación». «Al principio, gradual, para no comprometerme demasiado, pero sí quiero conocer un rol un poco distinto que vaya desde la consultoría a uno más ejecutivo que te permite tener un poco más de estabilidad», detalló.

Sobre el anuncio de su retirada, en la docuserie se puede ver como lo consulta con «las personas más cercanas» para tomar una decisión que «siempre» iba a «depender» de él. «Requiere un compromiso muy grande seguir jugando a estas alturas y me tomé un mes para procesar el momento, ver como me sentía y quería ser muy honesto conmigo mismo», indicó.

«Pude retirarme en mis propios términos y la etapa con el Barça fue un regalo inesperado y ganando una liga, y poder jugar mis quintos Juegos pese a que pudimos luchar por las medallas fue para mí soñado. Ahora tengo que priorizar otras cosas y estar más presente en casa. Podría haber jugado un poquito más, puede ser, en condiciones especiales como lo fueron en mis últimos meses, pero ha sido un buen momento y estoy tranquilo de haber tomado esa decisión», zanjó.

«SERÍA UN HONOR ENORME VER MI CAMISETA RETIRADA EN EL STAPLES»

La figura de Kobe Bryant tiene su espacio igualmente. El catalán relata como coincidieron en Barcelona por casualidad en el gimnasio de un hotel, donde hablaron por primera vez sobre sus respectivos deseos de salir de los Lakers y los Grizzlies porque ambos querían «ganar». «Nunca pensé que podríamos juntarnos y que sucedería. Él quería saber si encontrábamos la manera de jugar juntos, pero me lo tomé como un ‘Vale, ok’, pero no le di más importancia», señaló.

«Cuando llegué a Washington para unirme a los Lakers, me dio la bienvenida y él quiso ir a mi habitación a mandarme un mensaje de líder. Me dijo que bienvenido, pero había venido para ganar el anillo. Eso se traduce en dos anillos y tres finales seguidas y una amistad que trasciende el baloncesto», resaltó.

Su amistad con el escolta y su impacto en la franquicia angelina han provocado que esta incluso haya anunciado su deseo de retirar su camiseta en el Staples Center. «Me cuesta aún imaginármelo, sería un honor enorme y un momento superemocionante. Me resulta difícil verme con esos grandísimos jugadores de la historia, de la liga y de la historia de los Lakers, y además al lado de lo que considero un hermano mayor», confesó.